lunes, 26 de septiembre de 2011

ESPIRAL DE NEGRO ODIO Y VERDOSA ENVIDIA CONTRA GRAN CANARIA

El lunes de la semana pasada, el editorialista reprobado-querellado-traidorzuelo inició sus mini-sermones o "Criterios" diarios enredándose en una de sus espirales de negro odio y verdosa envidia contra Gran Canaria... O se ha cansado porque todos le ignoran, o alguien con peso suficiente le ha "sugerido" que cese o modere sus viperinos anteriores ataques a políticos democráticamente elegidos y ejercientes en su isla Infierno (modernamente apodada Tenerife)... Sea cual fuere la razón, lo cierto es que toda su destructiva energía ahora la ha volcado en manifestar a las claras el terrible complejo que le genera la primacía, principalidad y tradicional superior importancia de Gran Canaria en este Archipiélago, causa originaria de que se le distinguiera con su nombre desde la Prehistoria.

A nosotros los componentes del Grupo de Opinión "Tamarán, las "cosas" del reprobado editorialista nos hacen sonreír y pensar que la insuperable actuación política del todopoderoso, supersecreto y sibilino Sanedrín de Vegueta, que es el que ordena y manda en Canarias desde remotos tiempos y más en particular desde 1927, cuando logró que Gran Canaria se reafirmase en su puesto de isla "timón" del Archipiélago... tal y como reconoce semana tras semana el editorialista reprobado-querellado-traidorzuelo que, dominado por esos bajos sentimientos, lloriquea clamando contra el derribo del "mamotreto" indebidamente construido en los alrededores de la artificial playa de Las Teresitas, obra pensada para satisfacer el insatisfecho deseo de copiar, con vestido de seda a la magnífica playa de Las Canteras de Las Palmas de Gran Canaria con aquella que ... en Las Teresitas se queda...

Y en su malévolo deseo de perjudicar, el reprobado sujeto intenta mezclar churras con merinas y clama que... "Para eso (el derribo) si hay dinero. Para darle de comer a los vecinos que esperan un plato de comida en las colas del hambre, no; para eso no"... y saca la "brillante" conclusión de que... "¿Hace o no hace falta una nueva política, con nuevos políticos que barran de una vez esta morralla? ¿Tenemos o no tenemos razón cuando decimos que la independencia es la única solución para estas islas? Una libertad, una soberanía que nos libre de los partidos estatistas PP y PSOE, dirigidos desde Madrid y Las Palmas y que nos quite de encima a los falsos nacionalistas de CC, diligentes siervos de los españoles"...

¡Pues no editorialista reprobado!, clamamos los "Tamarán"... ¡No tiene razón!... Su senil pretensión de imponer ideas soberanisto-independentistas y conseguir desgajar a este Archipiélago de la unidad plural y diversa que es España, no es otra cosa que un delirio esquizofrénico, carente de apoyo democrático, condición esencial que nunca ha conseguido y nunca conseguirá... Para colmo, tratando torticeramente de ocultar la sentencia firme judicial existente, insiste en que... "derribarlo (el mamotreto) supone cometer una ruindad política. (Y) supone cumplir las normas de Las Palmas (de Gran Canaria). Normas que impiden adrede el progreso de Santa Cruz y de toda la isla de Tenerife (...) lo que decimos (vale para) el puerto de Granadilla (...) así como (para) la segunda pista del aeropuerto del Sur. Ese es el equilibrio regional que quieren los canariones"... y ya empantanado en su espiral de negro odio y verdosa envidia a Gran Canaria, también escribe que... "en Tenerife no se construye nada porque no lo quieren los jefes canariones "grancanarios" del Concejal Martín"...

Nosotros los "Tamarán" estamos convencidos de que subliminalmente se refiere al todopoderoso, super-secreto y sibilino Sanedrín de Vegueta... En el "Criterios" del martes escribe una larga filípica sobre el ataque que su reprobada persona y su "El Dia(blo)" sufrieron a consecuencia de un largo, razonado y acertado editorial del "Diario de Avisos", Decano de la prensa canaria. Dicho sea de paso, tal editorial ha recibido unánimes parabienes de todos los medios del Archipiélago, hartos de sus constantes impertinencias, calumniosas insinuaciones y tergiversaciones de la realidad. Claramente le han cantado que hasta ahora no ha habido persecución alguna contra las empresas de comunicación que posee, que si no le han otorgado licencia de radio, como tampoco se la han otorgado a otros solicitantes, es porque no reunía las condiciones exigidas y que eso de 230.000 lectores diarios es una auténtica "batata" soñada en calurosas noches de Verano, por muchos ejemplares que sean regalados a bares, a taxistas, a gasolineras etc., lo que nos hace suponer el cómo se las arregla para que dicha disparatada cifra de lectores aparezca en medios oficiales...

En el mini-sermón del miércoles, el editorialista reprobado-querellado-traidorzuelo dogmatiza sobre la teoría que quiere imponer en relación con los ayuntamientos, tema sobre el que ha decidido que "todos sobran"... Claro, que se sobreentiende que se refiere a los de su isla Infierno (modernamente apodada Tenerife) en la que el único que debe conservarse y agrupado a todos los habidos y por haber, es el de su Santa Cruz y la razón de tal agrupación no puede ser otra que el crear esa soñada gran ciudad que sea mayor y con más habitantes que su odiada Las Palmas de Gran Canaria.

Pero, nosotros los "Tamarán", con la sonrisa de costumbre en los labios le replicamos que los sueños sueños son y por ello no le pueden salir las cuentas. En el del jueves, vuelve a empeñarse en otro de sus sueños y se hace la "trascendental" pregunta de... "¿Y qué relación tenemos nosotros, que vivimos en un Archipiélago africano, con el continente europeo?"... Buena pregunta, nos decimos los "Tamarán". A estas alturas de la película global resulta que nosotros los canarios nada tenemos que ver con Europa... Pero ¿en qué mundo vive este sujeto, que se empeña en que... "A este hombre (señor Paulino) hay que darle patadas políticas en el trasero y mandarlo para su casa; si es que lo quieren en su casa, lo cual dudamos"...

Nosotros los "Tamarán", ni entramos ni salimos en lo de las patadas en el trasero, pero si creemos que hay algunos que han hecho muchos más méritos para recibirlas que el bueno de señor Paulino y en particular nos referimos a quienes se empeñan en querer hacer realidad sueños imposibles para lo que no tienen escrúpulos en tergiversa la realidad histórica. En el "Criterios" del viernes habla de "aves exóticas en Madrid" que, como de costumbre, no son otras que los parlamentarios chicharrones, que se "posan" en el Congreso de los Diputados.

Nosotros los "Tamarán, con la inocencia que nos caracteriza nos preguntamos ¿hay algún ave más exótica que la cacatúa? y a la cacatúa nos recuerda la actitud insistentemente repetitiva del editorialista reprobado-querellado... que en su pseudo-encíclica o Editorial, aparecido en su "El Dia(blo)" de su Santa Cruz ayer Domingo 25 de Septiembre insiste, de nuevo en los soniquetes de costumbre, cual desafinada cacatúa periodística. Tergiversa la realidad histórica al afirmar que... en "Le Canarien" jamás (se) escribió "Gran" sino "Grande" (refiriéndose a Gran Canaria). El "Gran" es principal o primero. El "Grande" es extensión, superficie"...

Ante tan infantil y ridícula explicación, los "Tamarán" opinamos que mucha superficie deben tener esos señores que ostentan el título de "Grandes de España"... Machaca a Román Rodríguez porque... "es un canarión, que barre para la tercera isla en detrimento de las demás; especialmente de Tenerife. Es un canarión y un lacayo político de los españoles"...

A los "Tamarán" nos gustaría conocer la calificación que Román otorga al editorialista reprobado-querellado-traidorzuelo, que además afirma que... "Tanto Nueva Canarias -Nueva Gran Canaria- como Coalición Canaria vuelven con la majadería de pedir un modelo de estado federal en el que el Archipiélago vea reconocido su hecho diferencial dentro del conjunto de las comunidades del Estado"... y ya metido en su "harina" independentista escribe... "Ha sido esta una semana de fotos poco edificantes. La del propio Paulino Rivero con el Rey Don Juan Carlos, al que no se atrevió a decirle que su pueblo CLAMA por la independencia"...

Nosotros los "Tamarán", alarmados, exclamamos que ¡¡ni a nosotros, ni a ningún canario que esté en su sano oído, ha llegado ese clamor, que por lo leído, solo ataca al senil, esquizofrénico y "cacatuico" oído del reprobado editorialista!!...

No hay comentarios: