martes, 22 de marzo de 2011

BUFONADAS

El editorialista reprobado-querellado-traidorzuelo y sus conmilitones ático-subvencionados, los iluminados "patriotas", el cura independentista que nos queda y los cuatro gatos y seis ratones de costumbre, todos de recia raigambre chicharrona y muy aficionados a las bufonadas, continúan empeñados en mantener el principal principio del "inolvidable" Ministro de Propaganda del Führer, herr Goebbels, que rezaba que "una mentira repetida miles de veces se transforma en verdad incuestionable"... Por ello, el reprobado sujeto, utilizando torticeramente su "El Dia(blo)", "machaca" inmisericorde y diariamente las ignaras o incautas mentes de sus inocentes lectores repitiendo bufonadas que, en realidad de verdad, no se puede creer ni él... La primera, más patética y favorita del referido senil sujeto es la de pregonar una pretendida soberanía e independencia de las islas Canarias, para lo que viene inventando una amplia serie de patrañas que comienzan por asegurar que... "aquí somos una nación en busca de su Estado y de sus esencias: su libertad, su identidad y su dignidad"...

¡Pues mira por donde!... exclamamos con la inocencia que nos caracteriza los Tamarán, el reprobado editorialista ha decidido que los canarios tenemos que encontrar lo que desde hace casi seis siglos tenemos, pese a los superados vaivenes temporales de la política nacional... Sigue con su insistente tergiversación de la historia de la conquista e incorporación de las islas, que luego integraron el llamado Reino de Canarias, a la Corona de Castilla. Para colmo del ridículo, se auto-adjudica los genes de una imposible ascendencia aborigen guanche, (que éste era el apelativo de los primitivos pobladores de la luego llamada isla Infierno (modernamente apodada Tenerife) y fingiendo, a posta, que seis siglos de plena y brillante españolidad pueden ser alegremente olvidados y así exclama... ¡Canarias no es España! y, en consecuencia, los españoles son extranjeros en Canarias, etc."...

La segunda de sus bufonada es la de tratar de amputar el GRAN de Gran Canaria, isla primera y principal del Archipiélago de la que se atreve a escribir... "Las Palmas (la urticaria le impide mentar a la isla por su glorioso nombre de Gran Canaria) es una isla muy pequeña. Es una cagadita de mosca en el mapa del náufrago (...) y no precisamente la más grande, ni la más poblada, ni la más importante, ni la poseedora de los mayores encantos naturales (...) Una isla que siendo africana y sin ningún merecimiento quiere ser capital europea de la cultura; lo mismo que siendo chiquita y sin territorio y la mínima longitud quiere que le pongan un tren, cuando con un simple par de guaguas tiene suficiente"... De estos párrafos, preñados de ignorancia, negro odio y verdosa envidia, solo vamos a aclararle que el GRAN no tiene relación con la superficie de la isla sino con sus propios merecimientos, que comenzaron con la derrota de los primeros que intentaron hacerse con ella y resultaron expulsados por sus valientes aborígenes, llamados canarios; más tarde, por la decisión de quienes finalmente la incorporaron a la civilización cristiano-europea, que la convirtieron en primera capital del Archipiélago al establecer en ella las sedes de los poderes regionales de la Iglesia y de la Corona y, además, por ser cuna de lo más granado de la intelectualidad, de la Cultura y del Arte a través de los tiempos.. y eso de que el GRAN es el reclamo turístico de la isla es otra de sus tantas "machangadas" que demuestra que, si él pudiera o pudiese, borraría del mapa a las magníficas playas grancanarias, en particular la mejor urbana del Archipìélago, que es la de Las Canteras y la mejor turística que es la de Maspalomas, principal de las muchas que hay en el más importante Complejo turístico de Canarias, así como los hermosos pinares de Tamadaba y Pajonales, entre otros y los monumentos más notables de las islas, encabezados por el aborigen de la Cueva Pintada y terminando con el neo-clásico de la imponennte Catedral de Canarias, monumentos de los que su isla es carente... La tercera de sus bufonadas es la de insistir que los recursos que genera el Archipiélago, o sea... "el dinero procedente de todas las fuentes de riqueza del Archipiélago, millones y millones (son) saqueados por la fuerza de las leyes que nos obligan a tributar a la Hacienda española. Es decir, a pagar un tributo de sangre. España nos roba mientras muchos españoles -y lo que es peor también muchos canarios- aplauden este latrocinio"... Luego de escribir esta tergiversación de una fiscalidad que se aplica de igual forma en estas islas Canarias que en todo el territorio peninsular, plasma la bufonada de que... "solos (los canarios), sin las ataduras coloniales a una Metrópoli vetusta y arruinada, hace mucho tiempo que seriamos uno de los países más ricos del mundo"... y espeta a señor Paulino... "Quien iba a decir, don Paulino, que bajo su gobierno de CC, Canarias se convertiría en la más miserable de las comunidades autónomas españolas"...

La cuarta de sus bufonadas es la de pedir al Presidente Zapatero que... "ponga en marcha las conversaciones tendentes a que Canarias recupere su condición de tierra libre. Solo con ese gesto redimiría su nefasta gestión como político; haciendo lo que no han hecho ni la niña quícara lagunera (Ana Oramas), ni el anterior alcalde de El Sauzal (señor Paulino Rivero)"...

La quinta de sus bufonadas es el inútil empeño de que por quien corresponda se abandone el proyecto de instalar un tren al Sur de Gran Canaria. Ataca a Román Rodríguez y escribe... "(Gran Canaria) es una isla pequeña en la que no cabe ni un tren de juguete y mucho menos ese "ferrocarril" transiberiano que impulsa el Cabildo canarión de la mano de su vicepresidente, Román Rodríguez. Un político nefasto, etc. (...) Si llega a construirse ese tren -lo que supondría un posible delito de malversación y hasta de prevaricación- caería al agua porque no tiene espacio para moverse. No en vano casi la mitad de sus escasos cincuenta y siete kilómetros de recorrido -un tren para medio centenar de kilómetros; eso no se le ocurre sino al que asó la manteca y a los canariones- tienen que transcurrir bajo tierra, con un enorme costo adicional, porque en la superficie de la isla no queda espacio. Tampoco hay población que trasladar, salvo tres o cuatro turistas que llegan a la Isla engañados por el "gran", etc."...

Quien lea estas bufonadas de pseudo-ignaro tiene que carcajearse... Sobre todo si tiene en cuenta que el tren al sur de la isla Infierno (modernamente apodada Tenerife) tiene solo unos pocos kilómetros más de recorrido que el grancanario, o sea, que esas supuestas malversación y prevaricación con las que siempre amenaza serían de igual aplicación a los promotores de "su" tren... y en cuanto a número de pasajeros, turistas y naturales, nos da la ligera impresión de que el tren grancanario duplicará o triplicará a los que pueda transportar el tren chicharrón...

La sexta de sus bufonadas es la de considerar al Carnaval de Chicharronia no solo como el segundo del Mundo sino como una... "fiesta sana y divertida -además de genuina; es decir, no copiada de nadie-, (pero que) se ha larvado de elementos y "elementas" que avergüenzan a propios y extraños con su comportamiento"... Lo de "segundo del Mundo" fue una "coña" inventada por un fallecido periodista (también chicharrón) de la que se ha apropiado el reprobado sujeto que, en su incultura pretende olvidarse de los de Colonia, Venecia, Nueva Orleáns y otros muchos y lo de "fiesta genuina" debe ser porque opina que los cariocas han copiado a los chicharrones y, por lo visto, "su" segunda fiesta carnavalera está degenerando en bacanal, cosa que le disgusta...

La séptima de sus bufonadas es la malévola insinuación de que la Justicia, que por lo visto le ha "empapelado" en estos días,... "se deja influenciar -eso es lo que parece-, por políticos y periodistas (...) de la tercera isla, pues es en Las Palmas donde tiene su sede el Tribunal Superior de Justicia de Canarias"...

A los "Tamarán" nos escandaliza que las insultantes bufonadas del editorialista reprobado-querellado-traidorzuela no sean penadas contundentemente por la Autoridad y que la Justicia, tenga su sede donde la tenga, le imponga las sanciones que, su desprecio viene buscándose desde hace mucho tiempo... La octava de sus bufonadas es su estentóreo grito de... ¡que viene el moro, que viene el moro"... que, con la inocencia que nos caracteriza, los "Tamarán" consideramos que también merece actuación de la Justicia, pues no en vano está dando pie a que la malicia del "moro" despierte en perjuicio de la indiscutible españolidad de Canarias... dedica largo espacio a "filosofar" sobre lo que dicen que dice unos "especialistas" sobre las aguas canarias y etc. y comenta la conocida postura de su colaborador moro Mohamed Boular quien, en realidad, no dice nada de particular y así lo certifica "nuestro" colaborador Secamed Bouludo que nos asegura que "España es España y Marruecos es Marruecos" y... Santas Pascuas ¡Aleluya!, La novena de sus bufonadas está infecta de negro odio y verdosa envidia a Gran Canaria y denota su rencoroso complejo de inferioridad y frustración, porque le han importunado las que él intenta ridiculizar "bellísimas imágenes de las cumbres de Gran Canaria nevadas".

Cualquier persona normal que haya contemplado las mentadas imágenes tiene que recrearse porque, efectivamente, son espectaculares, como también lo son (a los "Tamarán" no nos duelen prendas) las que hemos visto de las cumbres de la isla Infierno con sus accesos a Las Cañadas cerrados "por la misma peligrosidad" que el senil editorialista quiere ver en las playas de Gran Canaria, o sea... ninguna... Los grancanarios podemos presumir de magníficas playas, de impresionantes cumbres que de vez en cuando se nievan, y de una isla que disfruta del mejor clima del Mundo que, curiosamente, ha crecido en altura puesto que al sumar a los 1950 metros de su más alta cumbre, (el por algo será) llamado "Pozo de las Nieves" los 50 metros de altura de las cúpulas de los radares controladores del tráfico aéreo de toda Canarias, allí instalados, resulta que la isla ahora tiene 2000 metros de altura, centímetros más o menos... o sea, que para reconcomio del reprobado editorialista, Gran Canaria también puede presumir de "alta montaña"...

GRUPO DE OPINIÓN TAMARÁN