martes, 7 de diciembre de 2010

CONCORDIA

Comenzamos hoy, lunes 6 de Diciembre, Día de San Nicolás y de la Constitución Española, nuestra "réplica" semanal a las dañinas fruslerías que diariamente publica en su "El Dia(blo)" el editorialista reprobado-querellado-traidor, para exaltar a la Carta Magna que el Senador por Gran Canaria, Fernando Giménez Navarro, que tuvo el honor de firmarla, calificó como "de la Concordia", porque no en vano su más que difícil redacción fue fruto del generoso y ejemplar comportamiento de los representantes de todos los partidos del arco político español, que cedieron en todo lo posible para conseguir un texto asumible por los españoles, pensasen como pensasen.

Dicha Constitución ha logrado ser la de más duración de todas las que en España han tenido vigencia y nos garantiza a los españoles las cinco libertades fundamentales de la Democracia: libertad de pensamiento; libertad de expresión; libertad de religión; libertad de asociación y libertad contra el miedo en todas sus facetas. Las referidas libertades son las que permiten que el editorialista reprobado-querellado-traidor, sus conmilitones ático-subvencionados, los iluminados "patriotas", el cura independentista que nos queda y los cuatro gatos y seis ratones de costumbre, pregonen sus deseos de fraccionar a España en su unidad plural y diversa, mediante la obtención de la soberanía e independencia de las islas Canarias, para con ello crear una minúscula nacioncita de opereta, contraviniendo el actual pensamiento filosófico europeo de ir a una globalización que solo acarreará beneficios.

Nosotros los "Tamarán", con la inocencia que nos caracteriza y para suavizar la solemnidad de los anteriores párrafos, sacando a flote nuestro profundo sentido del humor, nos atrevemos a apodar a esta Constitución "la Colacha", en justa imitación de lo que hicieron los constituyentes de Cádiz que apodaron a la suya "la Pepa", porque nació un día de San José...

El editorialista reprobado-querellado-traidor empieza sus mini-sermones o "Criterios" de la pasada semana con un ácido embate contra un periodista de Las Palmas (de Gran Canaria) al que califica de "chulón" porque le ha convertido en blanco de sus diatribas cuando... "José Rodríguez es un caballero que no se mezcla con gentuza"... y... sufre ataques "por defender la libertad del pueblo canario y el derecho de los tinerfeños a no ser expoliados por las ínfulas hegemónicas de los dirigentes de una isla que no es la más grande, ni la más poblada ni, por supuesto, la más importante de ese colonizado y esclavizado Archipiélago"...

Nosotros los "Tamarán", siempre con la inocencia que nos caracteriza, queremos aclarar que desconocemos quien puede ser el mentado "chulón" que se atreve a lo que se atreve, atacando sin miramientos a ese caballero que no solo no se mezcla con gentuza sino que auto-erigido en Quijote defensor de la, por Gran Canaria, martirizada isla Infierno (modernamente apodada Tenerife), está impidiendo que sea expoliada por dicha isla que no es la más grande, ni la más poblada, ni la más importante de este colonizado y esclavizado Archipiélago... Cortos párrafos cuajados de contradicciones y tergiversaciones de la realidad histórica... ¿Defender la libertad del pueblo canario?...

Miren por donde los "Tamarán" ahora comenzamos a enterarnos de que el pueblo canario está maniatado y amordazado, situación que se nota manifiestamente leyendo las libertades que el referido individuo se toma al escribir las "machangadas" que escribe, gracias a la vigente Constitución que se lo permite... ¿Derecho de los tinerfeños a no ser expoliados por las ínfulas hegemónicas de los dirigentes de una isla que no es la más grande, ni la más poblada, ni la más importante?... Empezamos por preguntarnos ¿qué derechos hemos expoliado los grancanarios a los chicharrones? ¿y por una isla que no es la más grande, ni la más poblada, ni la más importante?... Ese sujeto con sus acomplejadas referencias cuajadas de negro odio y verdosa envidia a Gran Canaria, le está adjudicando la indiscutible realidad de que ha sido y es la isla más grande (que no de más superficie) y más importante del Archipiélago... y en cuanto a lo de menor población... habrá que esperar a que aparezcan las estadística reales, que no manipuladas, de los habitantes de cada isla... Y... los "Tamarán" apoyamos al parlamentario canario José Miguel Ruano que gritó "¡Gran, Gran, Gran!" cuando uno de sus colegas mencionó a Gran Canaria hurtándole el Gran, tergiversando con ello la realidad histórico-geográfica, como habitualmente hace el editorialista reprobado-querellado-traidor que miente una vez más cuando escribe que... "siempre fue la tercera (en superficie y primera en todo lo demás) y siempre fue Canaria a secas"...

En su pseudo-encíclica o Editorial, aparecido en su "El Dia(blo) de su Santa Cruz el pasado Domingo 5 de Diciembre, el editorialista reprobado-querellado-traidor, no aporta nada nuevo, salvo transcribir una carta en la que el remitente amén de demostrarle profunda admiración y desearle que "Dios le de muchos años de salud", le dice que... "todos los canarios que pensamos en el bienestar de nuestra querida nación sabemos que no hay futuro como colonia española, ni mar de Canarias, ni trabajo para los canarios, etc."... ni bandera propia, ni asiento en la ONU ni banda de música, añadimos nosotros los "Tamarán".

Lo continúa con el consabido toque de negro odio y verdosa envidia a Gran Canaria, escribiendo que... "¿Por qué se atribuyen el "GRAN" y por qué quieren ser capital europea de la cultura cuando ni tienen cultura ni son de Europa?"... Como nuestros amables lectores pueden comprobar no pierde ocasión de tergiversar la realidad histórica... ¡Fuerte desgracia con este hombre!. Más adelante embiste contra el político chicharrón Victoriano Ríos, al que califica de "mentiroso" y le pregunta... "¿Cuál será el siguiente engaño que Vd. y los suyos le transmiten al pueblo, don Victoriano?"... y termina pronosticando que... "más pronto de lo que piensan algunos ese pueblo (el canario) saldrá a la calle enardecido y vociferante, alterado con razón, para reclamar su libertad, sus dineros y su bienestar. Eso es lo que quiere "El Día": que al pueblo se le haga justicia. Pero la justicia que conocemos como tal; la justicia de Dios y la del Redentor, etc., etc."...

Amables lectores, si esto y las demás machangadas que este sujeto repite día tras día no son una incitación a la rebelión de las masas,... ¡que baje Dios y lo vea!...

GRUPO DE OPINIÓN TAMARÁN