lunes, 15 de noviembre de 2010

PERVERSIDAD

El negro odio y verdosa envidia a Gran Canaria, que tiranizan la mente del editorialista reprobado-querellado-traidor cuando comenta algo relacionado con la "tercera isla" (en extensión pero primera en todo lo demás), le llevan a escribir, en su pseudo-encíclica o Editorial, aparecido en su "El Dia(blo)" de su Santa Cruz ayer Domingo 14 de Noviembre, la quimera de que... "mientras no quiten el "gran" de (GRAN) Canaria no creemos ni creeremos en los partidos de Tenerife y de las otras cinco islas ni en sus dirigentes ni en esta política que se está practicando mentirosa y acobardada. El "gran" es tremendamente perverso con el pueblo canario"...

Nosotros, los componentes del Grupo de Opinión "Tamarán", con la inocencia que nos caracteriza, aparte de resaltar que después de haberlo arrinconado durante una corta temporada, el indicado sujeto vuelve a su habitual machangada de intentar alterar el nombre de una isla, la primera en ser incorporada a la Corona de Castilla y con ello cristianizada y europeizada, que es la de Gran Canaria, cuyo nombre le fue otorgado por Papas, Reyes, cartógrafos, historiadores, etc., desde los primeros tiempos de esa realidad histórica que fue el descubrimiento de las islas y que se mantiene hasta nuestros días y así continuará por los siglos de los siglos, destacamos que en su párrafo habla de los partidos (políticos) de su isla Infierno (modernamente apodada Tenerife) y de las otras cinco islas, y nos preguntamos ¿A qué inexistentes partidos se refiere? y ¿Qué dirigentes están practicando política mentirosa y acobardada?... ¿No es más cierto que al único a quien se le ha convertido en una pesadilla el GRAN de Gran Canaria es a ese "gran" perverso que inventa perversidades inexistentes para "azuzar" a sus inocentes lectores?...

Sigue desgranando en su pseudo-encíclica la serie de desatinos que últimamente atormentan a su desequilibrada mente, tales como la miseria en que (los canarios) vivimos, (...) que los políticos dirigentes de Canarias están al servicio de Madrid y de Las Palmas, (...) que los políticos nacionalistas de CC no son nacionalistas sino unos individuos que le toman el pelo al pueblo, (...) que una nacionalista (está claro que se refiere a Ana Oramas) se ha hecho socialista para que Zapatero le sonría cuando la ve en el Congreso de los Diputados, etc., etc... Sus desatinos, por llegar a donde quiere que lleguen, llegan a tratar de humillar a políticos respetables... Pero, remata su desatino cuando escribe que... "su pueblo, el pueblo que confió en ella para que lo redimiera de su esclavitud colonial, (está) pasando hambre"...

Nosotros los "Tamarán" desconocemos cuáles fueron las promesas electorales de Oramas, pero estamos bien seguros de que nunca pudo prometer redimir al pueblo canario-chicharrón "de su esclavitud colonial"... porque esa esclavitud colonial solo existe en la desequilibrada mente del editorialista reprobado-querellado-traidor... y, estamos a la espera de comprobar si Oramas, por fin, se siente injustamente vejada, una vez más con falsedad, por el referido sujeto y se "arranca" con la correspondiente acción penal judicial... Sigue con la perversa "taramela" de que... "es un signo de patriotismo, de solidaridad, afirmar con rotundidad que Canarias debe dejar ya atrás su subordinación, su sometimiento a la nación española que la coloniza y pedir abiertamente la independencia"...

Nosotros los "Tamarán", con la inocencia que nos caracteriza, le animamos a que sean él y sus conmilitones ático-subvencionados, los iluminados patriotas, el cura independentista que nos queda y los cuatro gatos y seis ratones de costumbre, o sea, los componentes de un grupúsculo cuya entidad es más que mínima, los que pidan esa utópica independencia en la que tanto insisten, si bien mucho nos tememos que llegará el 31 de Diciembre, que está a la vuelta de la esquina y la ONU, como es lógico, jurídico y de esperar, de conocerlas, ha de despreciar sus perversas e inconscientes aspiraciones de fraccionar la unidad plural y diversa de España con esa innecesaria independencia del Archipiélago canario... Ya metido en insensateces, el editorialista reprobado-querellado-traidor escribe que... "rogamos a Dios que ponga su mano para que no lleguemos a es extremo (que es) la explosión social que se ha producido en el Sáhara. Y en caso de producirse, no será porque España abandone estas islas lo mismo que abandonó el Sáhara (que ojalá lo haga), sino por los abusos de los partidos políticos; por la existencia, cada vez mayor, del hambre, los harapos y la miseria"... y se pregunta... "¿Quién puede cuestionar las razones y las verdades tanto de "El Día" como de los independentistas del Movimiento Patriótico de José Luis Concepción, del Congreso Nacional de Canarias de Antonio Cubillo, o del Taller Secundino Delgado de Hilario Rodríguez, entre otros?"... Nosotros los "Tamarán", exclamamos anonadados ¡qué tres buenas patas para un mejor banco!... y se queja amargamente de que... "sabemos que hay muchos políticos cínicos y tan comprometidos con su partido y su procedencia peninsular, o de Las Palmas, que no quieren la independencia"...

¿Muchos políticos?, nos preguntamos los "Tamarán" y le replicamos que despierte de una vez de su perverso sueño porque su triste realidad es que su pretensión soberano-independentista de Canarias, aparte de los tres que nombra y unos pocos más en su isla Infierno (modernamente apodada Tenerife), prácticamente no la apoya nadie en todo el Archipiélago canario...

1 comentario:

Anónimo dijo...

http://www.gevic.net/unir_canarias.php