lunes, 2 de agosto de 2010

RAPIÑAS


Desde tiempos inmemoriales, el editorialista reprobado-querellado insiste en considerar "rapiña" a su isla Infierno (modernamente apodada Tenerife) cualquier logro, mejora, ventaja o éxito que consigan los grancanarios para Gran Canaria.

Ahora mismo, cuando el mando supremo de la Sanidad canaria, cambiando de criterio (¿alguien ignora por qué?), ha decidido no instalar en el Hospital de Gran Canaria Dr. Negrín... "el primer y único (y ya obsoleto) ciclotrón y sí hacerlo en el Hospital Universitario de Tenerife (que no "de Canarias" como le llaman pese a que -y ya lo hemos explicado-, a los chicharrones no les place que p.e. el Obispado de Canarias se titule así, que es su antiquísima denominación originaria, y dicen que debe ser llamado de Las Palmas pero... a la hora del buen ejemplo nunca han dado el necesario paso...

Pero dejemos a un lado la machangada de las "rapiñas" y mejor olvidemos cual es la isla del Archipiélago canario que se "chupa" la mayor parte del presupuesto anual, en cuanto al famoso tercio "innominado" gastos corrientes y otras sabrosas fruslerías económicas, como también sabemos cuál es la isla que viene aportando más efectivo al erario regional desde los tiempos en que mediante previo engaño quedó aprobado el "fifty fifty" provincial... y dediquémonos a replicar, colocando en su justo lugar, las continuas tergiversaciones de la realidad que, en sus mini-sermones o "Criterios" diarios y en sus pseudo-encíclicas o Editoriales domingueros, publica en su "El Dia(blo)" el referido individuo...

En el del lunes, después de considerar que lo del ciclotrón es... "un acto de clara rapiña (que) ha sido impedido antes de que se consumara"... cubre de improperios a Fernando Guanarteme y se atreve a decir que... "en Tenerife no tiene cabida un traidor a su gente"... ¡Claro que no! exclamamos los componentes del Grupo de Opinión "Tamarán". Los que si tienen cabida en la nombrada isla son algunos que se auto-califican de "patriotas" y que, sin embargo, pretenden desgajar al Archipiélago canario de esa unidad plural e indisoluble en la que está integrado, que es España. ¡Esos no son traidores, que va!...

En el del martes ratifica lo dicho y escribe... "Tengamos en cuenta que los canarios no solo queremos estar desgajados de España; de hecho estamos desgajados. España está en un continente; Canarias en otro. España está en Europa (...) Canarias se encuentra frente a las costas de África (...) ¿No es esto estar desgajados?"...

Nosotros los "Tamarán" queremos recordarle que "desgajado" es estar o ser separado por la fuerza de un conjunto y en cuanto a eso de que "los canarios queremos estar desgajados de España", nos gustaría saber qué porcentaje de los dos millones de canarios-españoles que somos, es el que supuestamente desea "desgajarse".

Vuelve con la cantinela del "creciente clamor independentista de Canarias", clamor que solo existe en su retorcida mente y en las de sus conmilitones áticos subvencionados, el cura independentista que nos queda, los iluminados patriotas y los cuatro gatos y seis ratones de costumbre... También asegura que... "los canarios siguen siendo esclavos administrativos y sumisos de España"... Nosotros los "Tamarán" le replicamos que si, que al igual que los malagueños, los cacereños, los coruñeses o los leridanos entre otros españoles... y descubre que... "los canarios podríamos ser seres distinguidos en el mundo y muy ricos"... Los "Tamarán" estamos seguros de que eso es así, sobre todo por lo último...

El miércoles se pregunta indignado..."¡Díganme! ¿Quién y quienes somos los canarios? Somos canarios, pero ¿de dónde?; ¿De que nación? ¿A quien pertenecemos?; y ¿Por qué pertenecemos a alguien y a quién?"... Nosotros los "Tamarán", aparte de calificar de superfluas y estultas las antedichas preguntas, le contestamos en parte como él mismo se contesta: Somos canarios, españoles, europeos, atlánticos y por situación geográfica africanos y también ultraperiféricos...

En el del jueves, luego de declarar por su cuenta y riesgo de "cerrado independentista" al fallecido periodista Leoncio Rodríguez, fundador de "La Prensa-El Dia(blo)", vuelve a preguntarse... "¿A que esperamos?"... Se refiere a la "imperiosa urgencia" de alcanzar nuestra (suya de él y sus conmilitones) soberanía nacional.

Nosotros los "Tamarán" creemos que lo que esperamos la inmensa mayoría de los canarios es que la Autoridad competente, de una vez por todas, arbitre las medidas necesarias para corregir tanta tergiversación de la realidad histórica de Canarias ya que los canarios somos españoles, estamos orgullosos de serlo y queremos seguir siéndolo por los siglos de los siglos...

En el del viernes machaca en frío el mismo tema, añadiendo unas gotas de su negro odio a Gran Canaria cuyo glorioso nombre trata de falso porque... "ocupa el tercer lugar entre todas en cuanto a extensión y el segundo respecto a población"... Nosotros los "Tamarán" nos preguntamos ¿Qué tiene que ver una cosa con la otra? y aceptamos la realidad incontrovertible de que, si bien Gran Canaria es la tercera en superficie y puede que la segunda en población (cosa que no está nada clara pero que pronto se aclarará) sin duda es, ha sido y continuará siendo la primera y principal en todo lo demás, que es lo que produce urticaria y mantiene en un sin vivir al editorialista reprobado-querellado.

En el del sábado vuelve con la matraquilla del obsoleto ciclotrón y luego de algunos improperios contra Gran Canaria, asumiendo su auto-impuesto papel de delegado de las "alturas", escribe... "No nos oponemos a que también el Hospital (de Gran Canaria) Doctor Negrín disponga de su ciclotrón, etc."... Nosotros los "Tamarán" exclamamos transidos de satisfacción, ¡Vaya hombre, menos mal!... Así podrán continuar las investigaciones médicas en marcha que, con el "no rapiñado" ciclotrón, hubiesen sido mejoradas... Ahora en el "Negrín" tendrán que esperar por el nuevo artilugio que ya lo ha sustituido en los países de primera fila donde la investigación, -por desgracia y por actuaciones como las que alaba el editorialista reprobado-querellado-, siempre ha estado más avanzada que en el nuestro. A lo mejor el dinero necesario para adquirir dicho nuevo artilugio puede salir de los fondos para empleo en los que Gran Canaria pierde 500.000 euros a favor de la isla Infierno (modernamente apodada Tenerife), pese a que en esta última la tasa de paro es cuatro puntos menor... Que así suelen ser las "rapiñas" que llevan a cabo los grancanarios y que tanta ira despiertan en el editorialista reprobado-querellado a quien esa Justicia que tanto dice venerar y respetar le haya sentenciado en contra y encima condenado en costas y a perder el depósito que hubo de constituir para recurrir.

A nosotros los "Tamarán" nos resulta sorprendente que un personaje de tan alta prosapia haya sido calificado con los términos en que por lo leído lo fue y, encima, se le haya denigrado llamándole Don Pepito...

Grupo de Opinión Tamarán

No hay comentarios: