lunes, 5 de julio de 2010

VUVUZELAS


El editorialista reprobado-querellado comenzaba sus diarios mini-sermones o "Criterios" de la pasada semana con un "totum revolutum" de mayor cuantía. Empieza destilando algunas de sus habituales gotas de negro odio a Gran Canaria, al dar por sentado que los grancanarios pretenden engatusar a Sr. Paulino Rivero... "quieren hacerlo Hijo Adoptivo de una ciudad que vive perpetuamente bajo la panza de burro. ¿Con qué finalidad?"...

Nosotros los componentes del Grupo de Opinión "Tamarán", con la inocencia que nos caracteriza nos atrevemos a indicarle que la finalidad no es otra que la de que no solo sea Hijo Adoptivo y sufridor del insoportable clima de ese estrecho y agobiante horno crematorio, perennemente amenazado de terremotos, que es Santa Cruz y con ello despeje su mente gracias al agradable frescor "panzaburrista", efecto del Alisio que alivia los rigores veraniegos en Las Palmas de Gran Canaria, primera, principal y más importante capital del Archipiélago. Luego de hablar de su soñada unión de los cuatro, seis o más municipios que deberían formar la conurbación de la no menos soñada área metropolitana capitalina santacrucera, dice que solo existe el "gran", "gran", "gran" de Gran Canaria, que rapiña, en su beneficio... "de manera especial lo que está en Tenerife"... y se pregunta... "¿Qué se le ha perdido a CC y al Sr. Rivero en Las Palmas (de Gran Canaria)?"... y continua pontificando... "la única solución para estas islas de cara al futuro (...) es la independencia"...

Nosotros los "Tamarán", con la inocencia que nos caracteriza nos preguntamos ¿qué tiene su isla Infierno (modernamente apodada Tenerife) que no tenga en grado muy superior Gran Canaria? ¿No es más cierto que la continua rapiña es la que practican los políticos chicharrones que saquean todo lo posible a Gran Canaria y a las demás islas?... ¿Qué oscura relación imagina este sujeto que existe entre engatusar a señor Paulino, la soñada área conurbana chicharrona, el "gran", "gran", "gran", de Gran Canaria, las surrealistas rapiñas y su añorada supuesta independencia de Canarias?...

Sin duda y como se desprende del mini-sermón del martes, el editorialista reprobado-querellado es como una de esas "vuvuzelas" que suenan como sordo ruido de fondo en los estadios Sudafricanos en los que se juegan los partidos del Mundial de Fútbol. Las "vuvuzelas" producen un clamor continuo que por su molesta persistencia termina por no ser escuchado por el oído humano.

Por eso, nosotros los "Tamarán" afirmamos que el editorialista reprobado-querellado es una "vuvuzela" puesto que, pese a sus reiterados esfuerzos nadie oye el clamor independentista que él sueña, suelta y asegura que se está produciendo en Canarias. Se queja amargamente de... "ni una sola palabra, ni una sola línea sobre el movimiento pacífico que se está produciendo en las islas para liberarnos (¿será liberarlas?) de la dependencia colonial española. España no dice ni pío. Calla la prensa española y calla también la canaria, mayoritariamente al servicio de Las Palmas (de Gran Canaria); incluida la tinerfeña. Un silencio, volvemos a decirlo, muy elocuente"...

Nosotros los "Tamarán" nos ratificamos en lo dicho. Este sujeto se ha transformado en una vuvuzela y por eso lo único que los canarios oímos no es más que un piadoso silencio... Reitera su obsesiva y delirante "inmanía" de imaginar que Canarias es "una colonia española" y no una parte integrante e inseparable de España. Vuelve a "cantar" su componenda de la triste historia de la invasión, masacre y esclavización de los aborígenes... "Crimen de lesa humanidad (que) ha quedado impune durante casi seis siglos"...

Con lo dicho, el editorialista reprobado-querellado se ha inventado una absurda e inexistente contradicción entre el pueblo canario aborigen y el actual pueblo canario, en principio castellano y ahora español, tratando de olvidar el proceso de mestizaje y asimilación cultural, religiosa y de sangre que comenzó inmediatamente después de la incorporación del Archipiélago a la Corona de Castilla y a la civilización cristiana. En su enfermizo afán tergiversador de la realidad histórica, trata inútilmente de negar una situación real que solo él y sus conmilitones se atreven a discutir. Reinventa una historia moderna del Archipiélago, peyorativa para Gran Canaria ¡como no!, que nada tiene que ver con la verdadera, y termina tratando de meter el miedo en el cuerpo a sus inocentes lectores con otro... ¡que viene el moro, que viene el moro!...

En su "Criterios" del miércoles, luego de congratularse por el nuevo viario del barranco de Santos en su Santa Cruz y de quejarse de que "el denunciador compulsivo" (se refiere a su socialista "bestia negra" favorita) que pertenece a un partido de obediencia estatal y canariona tiene parado el proyecto de acondicionamiento de Las Teresitas, escribe que... "no nos cansamos de afirmar, incluso sabiendo que somos repetitivos, que la independencia es la única solución para esta tierra (...) Necesitamos ser una nación soberana para prosperar a la vez que necesitamos estar unidos para conseguir que España nos descolonice y convertirnos de esa forma en un país libre con asiento y bandera (y banda de música) en la ONU y en cuantos foros internacionales nos interese estar"... ¡Solo le falta una cabra peluda con su bigote!...

En el del jueves se dedica a sentar cátedra sobre el separatismo de algunas de las regiones españolas y sentencia que... "en Canarias y en España está bullendo una revolución que estallará el día menos pensado (...) ¿Cómo se le puede ocurrir a alguien, aunque sea a don Paulino Rivero, seguir pensando en el Estatuto? (...) Hablar de Estatuto es hablar contra los canarios; contra su libertad y su bienestar (...) Solo la independencia puede salvar a estas Islas de un levantamiento popular. En definitiva, independencia, independencia e independencia. Solo mencionar el Estatuto es atentar contra el pueblo"...

Nosotros los "Tamarán" reconocemos que cuando la crisis aprieta el bolsillo, los ánimos de algunos ciudadanos se alteran. El editorialista reprobado-querellado, además de crisis tiene otros motivos para sembrar alarma soñando con revoluciones, independencia y "malvados" Estatutos...

Acaba comentando... "Dicen en la calle que, después de nuestra (su de él) queja ante el Consejo General del Poder Judicial por la "condena" a "El Día" y a José Rodríguez realizada, públicamente y con publicidad, por cinco magistrados residenciados en Las Palmas (de Gran Canaria), no ganaremos ni un solo pleito ante los tribunales de Justicia"...

Nosotros los "Tamarán", le recomendamos tranquilidad, aunque no lo crea, la Justicia es igual para todos y, además... ¡es ciega!...

El viernes, "sacude" sin piedad a la Alcaldesa de Granadilla... "Una política ruin, vengativa y en definitiva inservible, etc. (que lo es) por el apoyo que le presta un partido ruin y contrario a Tenerife, uno de cuyos miembros ha insultado gravísimamente a José Rodríguez"...

Nosotros, los "Tamarán", comentamos... ya puede soltarles sus "rayos" el editorialista reprobado-querellado que, tanto la referida Alcaldesa como los cargos políticos socialistas, Santiago Pérez entre ellos y el propio Partido, hace tiempo que están "vacunados" contra sus malignos efectos...

En su "Criterios" del sábado, se lanza al ataque contra Ricardo Melchior porque es "españolista"... Quiere decir canario-español, o sea, persona que no perjura de sus compromisos ni traiciona a su Patria, honestos principios que, de repente y para pasmo de quienes conocen su trayectoria desde un principio, ha dejado de respetar y ha pisoteado el editorialista reprobado-querellado, que se atreve a reprochar al Sr. Melchior que... "¿a cuenta de que tanto españolismo por su parte?"...

Los "Tamarán" le apostillamos que a cuenta de ser un canario-español como la inmensa mayoría de los que vivimos en el Archipiélago... En su pseudo-encíclica, aparecida en su "El Dia(blo)" de su Santa Cruz el pasado Domingo 4 de Julio, después de repetir las cantinelas habituales, explica el "patinazo" ante el Comité de Descolonización de los Pueblos de la ONU de José Luis Concepción, uno de los cuatro gatos y seis ratones que integran el llamado Movimiento Patriótico Canario, al que sus conmilitones han aconsejado prudencia y espera "que todo llegará"...

Nosotros los "Tamarán" le aconsejamos que espere sentado para evitar el cansancio... Y una vez más miente cuando se atreve a escribir que el GRAN de Gran Canaria es... "¡Mentira! ¡ ¡"Gran" Mentira!. Mentira tolerada por el miedo de los dirigentes "mínimos" tinerfeños y consentida y aplaudida por los que traicionan a la verdad"...

Nosotros los "Tamarán", amparándonos en la verdad verdadera y en la Historia también verdadera, le gritamos... ¡Déjese de inventos! ¡Déjese de absurdas mentiras que no calan en la mente de ningún canario de bien!...

Grupo de Opinión 'Tamarán'