lunes, 26 de abril de 2010

ENRABIETADO


Al editorialista reprobado-querellado cada día que pasa se le nota más su "erga omnes" enrabietamiento. En sus mini sermones diarios o "Criterios" no deja títere con cabeza. Condena y trata de destruir social, política o moralmente a cualquier persona o Institución que, por la razón que sea, se atreva a ignorar o contrariar sus disparatadas dogmáticas tesis, que abarcan la totalidad de la actividad humana.

Así, en su "Criterios" del pasado lunes, dispara el fuego de su rencorosa ira en contra de las señorías del Parlamento de Canarias que, según asegura insistentemente, le reprobaron sin razón y antidemocráticamente, y trata a su Presidente, Antonio Castro Cordobez, de... "inefable" o..."jesuítico gran favorecedor de la tercera isla (en extensión pero primera en todo lo demás, Gran Canaria), además de la suya propia (La Palma)"... y, también, contra don Santiago Pérez del que se pregunta, maliciosamente, si estaba entre los que abandonaron el pleno del Parlamento de Canarias..."después de cobrar las jugosas dietas que tiene asignadas -más bien auto asignadas-"... y a quien acusa de... "redactar minutas para que otros -o él mismo- presenten denuncias contra personas decentes y torpedeen el progreso de los tinerfeños"... y si... "denunciará esta vez tanto a sus correligionarios del PSOE como a los miembros -y "miembras"- del PP y de CC que también se siguen llenando los bolsillos con esos sueldos y esas dietas que le sacan a los canarios a latigazos fiscales. Más bien pensamos que no (...) porque tendría que denunciarse a si mismo, pues él fue uno de los que se subieron el sueldo. En este punto recordamos, también una vez más, que los diputados y diputadas del Parlamento de Canarias solo se han puesto plenamente de acuerdo en dos ocasiones: una para aumentarse los sueldos y la otra para reprobar al periódico (su "El Dia(blo)" que les afeó ese atropello a la ciudadanía"...

Nosotros, los componentes del Grupo de Opinión "Tamarán", por enésima vez recordamos al editorialista reprobado-querellado que a quien reprobó el Parlamento de Canarias, en peso, fue a él y no a su periódico... ¡Este individuo no cesa en su pretensión de manipular a sus inocentes lectores!... y, para colmo, anuncia que se ha "arrancado" judicialmente en contra del director de "cierto periódico digital", con petición de prisión y todo, porque... "este individuo sigue ultrajando a don José; a una persona respetable que tiene muchísimos más méritos que él (por lo que) pronto estará entre rejas, etc."... ¡Señores, cuánto melodrama en tercera persona!...

Pero, aparte de "enrabietarse", el editorialista reprobado-querellado actúa como un verdadero "coñón"y, así en su mini-sermón del martes proclama... "Los que se sientan amantes de la españolidad y los españolistas tendrán las puertas abiertas para irse al país de sus amores"...

Miren Vds. por donde el editorialista reprobado-querellado quiere echar de Canarias a la inmensa mayoría de los españoles-canarios que aquí moramos, cuando lo lógico es que "cojan puerta" él y sus conmilitones ático-subvencionados, entre los que se incluyen los patriotas, el cura independentista que nos queda y los cuatro gatos y seis ratones... Luego insiste en otra de sus recurrentes "coñas", que no es otra que su loco deseo de que sea amputado el GRAN de Gran Canaria. Sobre ello escribe algunos de sus mal digeridos conocimientos de la Historia del Archipiélago y dice que... "el "gran" fue un piropo de un cura, etc., etc."...

Los "Tamarán" también le recordamos que el escribidor al que él, confianzudamente, llama "un cura" fue, nada menos, que el Papa Martino V, quien en una de sus Bulas nombró a todas las islas Canarias y, naturalmente, a Gran Canaria la llama por su glorioso nombre y a la isla Infierno (modernamente apodada Tenerife) por su verdadero nombre: "Infierno"...

Todas esas machangadas terminan con la de que... "la unificación provincial (de Canarias) debería producirse ya, pero con la condición de que la capital vuelva a estar donde siempre estuvo: en Santa Cruz de Tenerife"...

¿Donde siempre estuvo?, replicamos divertidos los "Tamarán". ¿En cuál de esos innumerables libros que, según asegura, conforman su biblioteca ha leído que la capital del Archipiélago siempre estuvo en su Santa Cruz?... Nosotros, los "Tamarán", pese a que suponemos que de la Historia de Canarias no tenemos ese profundo conocimiento que tiene el editorialista reprobado-querellado, sabemos perfectamente que Las Palmas fue la primera capital del Archipiélago por estar ubicados en ella todos los organismos con jurisdicción y mando sobre todas las islas desde poco después de 1478 y hasta que su Santa Cruz, pese a que en 1812 las Cortes de Cádiz hubiesen confirmado dicha capitalidad única de la Provincia de Canarias a Las Palmas (de Gran Canaria), se la arrebató artera e interinamente, lo que se le confirmó en 1830 e inexplicablemente le duró hasta 1927, cuando, si bien no se volvió a la situación anterior a las Cortes de Cádiz, se dividió la provincia en dos, recuperando Las Palmas (de Gran Canaria) su privilegio de capital.

Sigue con sus sueños de calurosas noches de verano y ya ha decidido que el nuevo "Estado canario" será republicano y que... "disfrutaremos de nuestros bienes y riquezas naturales y geoestratégicas (...) que nunca más se mamarán los españoles (para que luego) doña Ana Oramas y don José Luis Perestelo pasando la lengua pero "jodiendo" a los canarios que lo que quieren es independencia en un cien por cien (...) y también un Estado con sus leyes propias; con una justicia que oiga a los reos y no a la prensa canariona, que trata de amordazar a "El Día" y a Tenerife con la ayuda de sus siervos más fieles. Uno de ellos don Santiago Pérez (...) (con) su comportamiento político, que es vergonzoso (...) Que idilio tener entre nosotros a la pregonera Ana Oramas, a los presidentes Paulino y Ricardo y todos tan felices mientras España nos domina y (Gran) Canaria, la tercera isla (en superficie pero primera en todo lo demás) sigue devorando a Tenerife como las pirañas"... y así continúa enrabietado el editorialista reprobado querellado desbarrando sin tino ni medida.

En su pseudo-encíclica aparecida en su el "Día(blo)" de su Santa Cruz, ayer domingo 25 de Abril, "canta " un "llamamiento desesperado a los pueblos libres del mundo"... , que no es otra cosa que un "revoltillo" de sus "delirios" de costumbre. Empieza con una admonición sobre el número de isleños que están en paro y adjudica a la "Metrópoli", o sea a España, la causa de dicha grave situación, olvidando ladinamente que la actual crisis económica es de carácter mundial, o sea, que afecta grave y totalmente a Europa, a España, a Canarias, y lógicamente, a su isla Infierno (modernamente apodada Tenerife).

Cosa curiosa... no aporta su usual solución a cualquier problema que afecte a Canarias, que no es otra que su descabellado deseo de independencia para las Islas, con capitalidad desde luego, en su Santa Cruz. Sigue con su ridícula alarmante cantinela de que ..."corremos el riesgo de que Marruecos nos anexione en cualquier momento, pues el Archipiélago Canario se encuentra dentro de su zona económica (...) (y asegura que cuando) Canarias se convierta en un territorio independiente (podrá) establecer sus fronteras de acuerdo con el Derecho internacional etc."...

Nosotros, los componentes del Grupo de Opinión "Tamarán", con la inocencia que nos caracteriza, disentimos de tan "sensatos" temores del editorialista reprobado-querellado y opinamos que muy posiblemente sería la tan soñada independencia del Archipiélago la que conseguiría que los canarios vistiéramos la "chilaba".

Sigue con otras de sus "machangas" deformaciones de la realidad y, enrabietado, se refiere a la..."persecución implacable que (los gobernantes de la Metrópoli) han desatado contra el periódico El Día, el diario más leído de Canarias, (que) apuesta decididamente por la libertad de esta tierra (...).

El Día y su editor/director están siendo perseguidos implacablemente (...) no le han perdonado los miembros del Parlamento de Canarias que les afease la mayor ignominia que se ha cometido en la historia de este Archipiélago: aumentarse el sueldo mientras el pueblo pasa hambre. (...) por eso el Parlamento de Canarias reprobó a nuestro periódico conculcando con ello la propia Constitución española etc,"...

En tan suculento párrafo inserta dos de sus repetidas "fantasías"...Eso de que su "El Día(blo)" sea el más leído de Canarias ... ¡no se lo cree ni él!... Y repetimos una vez más que lo de la reprobación parlamentaria, no fue "castigo" a su periódico sino a él personalmente, por su denostable línea editorial... Expone su temor a la Justicia... ¡Por algo será! y asegura que está..."avalado por un alto prestigio personal y profesional, plasmado en más de un centenar de premios, condecoraciones y distinciones, amen de miles de lectores que avalan su línea editorial"...

Nosotros los "Tamarán" nos extrañamos de que el editorialista reprobado-querellado no haya abominado de tantos "honores" que le han sido "libremente" otorgados por esos españoles-canarios de los que a él, después de "viejo", le ha dado por renegar... Y remata la faena con un... "Llamamiento a los países libres del mundo para que se solidaricen con nosotros y respalden sin ceder a las presiones en contra del Gobierno de Madrid, la solicitud de descolonización e independencia que el Movimiento Patriótico (MP) ha presentado ante la ONU"...

Nosotros los "Tamarán", preguntamos: primero, ¿Quién ha dado venia a esos "nosotros" para hacer ese llamamiento a los países libres?; ¿Quién ha autorizado a ese Movimiento Patriótico (MP) a presentar ante la ONU lo que quiera que haya presentado, de ser cierto? y sugerimos al enrabietado editorialista reprobado-querellado, sus conmilitones ático-subvencionados, los patriotas de costumbres, el cura independentista que nos queda y los cuatro gatos y seis ratones, que como canarios-españoles que son, mal que les pese, se presenten a las próximas elecciones autonómicas y generales, ganen por mayoría absoluta, como van a ganar porque todos sabemos que el apoyo del pueblo canario a la soberanía e independencia de España es prácticamente total, inaplazable e irreversible y, entonces, y solo entonces, ya democráticamente legitimados, dirijan sus ilusas propuestas a quien tengan que dirigirlas...

Grupo de Opinión 'Tamarán'