lunes, 29 de marzo de 2010

EMPECINADO EN LA MENTIRA


El editorialista reprobado ha hecho de la mentira un sistema para tratar de inocular a sus inocentes lectores sus disparatadas e imposibles tesis. Así, en su mini-sermón o "Criterios" del pasado lunes afirma que... "El PSOE ha demostrado que desprecia a Tenerife"... y... "¿Por qué se vota en Tenerife por un partido liderado por un canarión desde Las Palmas y para Las Palmas?"...

Estas dos "lapidarias" y desarretadas frases, como a cualquier lector avisado no se le puede esconder, son pura mentira y rezuman el mucho rencor que dicho individuo siente por el mero hecho de que el líder libre y democráticamente elegido por el PSC-PSOE en Canarias haya sido el grancanario José Miguel Pérez y no el palmero Manuel Marcos Pérez.

Tal rencor regurgita aún más en su frase... "el socialismo del PSOE no nos sirve en Canarias ni mucho menos en Tenerife porque, como decimos, está supeditado a Las Palmas"... Todas estas manifestaciones, repetimos, son intragables y claras tergiversaciones de la realidad, carecen del menor fundamento y, además, demuestran que el editorialista reprobado sigue empecinado en su lucha contra la idea regionalista que debe imperar en este Archipiélago para que todas las islas prosperen y se engrandezcan por igual.

Es evidente que en la empecinadamente errónea opinión del editorialista reprobado todo asunto que no sea encabezado por su isla Infierno (modernamente apodada Tenerife) no vale para Canarias y mucho menos cuando la "encabezante" es Gran Canaria que... "sigue ostentando en su nombre el indebido "Gran"..., machacona y también empecinada frase que es otra de sus mentiras porque históricamente está más que probado que Gran Canaria ostenta su glorioso GRAN desde antes del inicio de la Historia de las islas, puesto que tal epíteto le fue adjudicado por los primeros fallidos conquistadores, que fueron estruendosamente derrotados por los naturales de la isla a los que, con dicho epíteto, les fue reconocida su valentía y otros méritos.

Igualmente miente a sabiendas cuando escribe saltando de una memez a otra, que... "el tren de Las Palmas (debe decir al Sur de Gran Canaria) (es) un proyecto que supone no ya un derroche de dinero público, sino incluso una posible malversación y prevaricación que hará llover un diluvio de denuncias sobre ambos (José Miguel Pérez y Román Rodríguez). Nos consta que algunas se están preparando ya"... ¡Que miedo deben sentir los aludidos políticos!...¿Quién o quiénes serán los denunciantes? Nos preguntamos los "Tamarán"... ¿Habrán esos supuestos denunciantes llevado a cabo los necesarios estudios económicos para saber si ese futuro tren de Gran Canaria va a ser más o menos rentable que el tren al Sur de su isla Infierno (modernamente apodada Tenerife)?...

En su "Criterios" del martes, luego de volver a la carga contra José Miguel Pérez García, del que dice que... "no nos gusta porque de nuevo un líder del Partido Socialista en Canarias es de Las Palmas, es decir, pertenece a Las Palmas y, como es lógico, barre para la tercera isla, etc., etc."... En su empecinamiento sigue desvariando sobre la, en su momento acertada División de la Provincia de Canarias a la que califica de... "estúpida, ruin, perversa, artificial y, por consiguiente, antinatural para un archipiélago que desde ese momento quedó fragmentado en una isla grande, otra un poco más pequeña y a partir de la tercera, que es Canaria (GRAN) todas pequeñas. Santa Cruz de Tenerife era la capital única de la Provincia de Canarias"...

Nosotros, los componentes del Grupo de Opinión "Tamarán", con la inocencia que nos caracteriza nos vemos obligados a recordar a nuestros lectores que el editorialista reprobado, llevado por su negro odio a Gran Canaria, se empecina en filosofar sobre hechos que sucedieron en 1927, acaecidos a consecuencia de la insostenible situación político-social-administrativa en que los entonces dominantes políticos chicharrones tenían sumido al Archipiélago y muy en particular a Gran Canaria.

Pero, el editorialista reprobado cegado por su negro odio, quiere olvidar que desde el siglo XV y hasta 1830, Las Palmas fue la capital única de Canarias porque en ella estaban asentadas las cabeceras de todos los organismos de la Iglesia y de la Corona. Dicho privilegio le fue arteramente arrebatado por su Santa Cruz que con lógica aplastante lo perdió en 1927 y, naturalmente, ocupó una vez más el secundario lugar que siempre le ha correspondido y le corresponde hasta hoy, lo que es origen de la rabieta del editorialista reprobado, que se queja amargamente de la hegemonía de Gran Canaria y escribe... "Nos extraña que los socialista tinerfeños, así como los de otras islas, permanezcan impasibles ante la perpetuación de una absurda hegemonía de una isla sobre las demás, máxime cuando no es la más grande, ni la más poblada, ni mucho menos la más agraciada por la naturaleza"...

La frasecita no tiene desperdicio. Para ser primera y principal, como lo es Gran Canaria, no hace falta ser la más grande (en superficie que en todo lo demás lo es), la más poblada (que estamos seguros que lo es) ni la más agraciada por la naturaleza (que lo es y mucho y por ello se la conoce como "Continente en miniatura")... Termina su mini-sermón con una extensa arenga sobre que... "Se acerca a pasos de gigante el momento en que estas islas volverán a ser afortunadas. Se aproxima una independencia que dejará atrás siglos y siglos de sometimiento a las autoridades de la Metrópoli que nos gobiernan, etc., etc. (...) Tenemos que conseguir la independencia para vivir con libertad, identidad y dignidad (...) No piense el gobierno de Madrid, ni este ni el que lo suceda, ni los que estén por venir, que los habitantes de estas islas van a resignarse a seguir sometidos, etc., etc. (...) ¿Cree España y sus simpatizantes que los canarios se van a resignar cuando venza el plazo establecido por la ONU para la descolonización de todos los territorios todavía sometidos a naciones extranjeras?.etc. etc. (...) Por eso los canarios van a seguir saliendo a la calle de forma pacífica -¡muy pacífica!- para reclamar la libertad que les corresponde. Unas manifestaciones a las que se responde con el silencio desde la Península. ¿Por qué calla España y su prensa? ¿Por qué calla el gobierno de Madrid?...

Nosotros, los "Tamarán", asombrados ante el empecinamiento del editorialista reprobado, preferimos guardar un piadoso silencio ante tanta mamarrachada cuyo origen no es otro que la deformación de la realidad histórico-social pasada y presente del Archipiélago Canario que hace sufrir al editorialista reprobado la esquizofrenia...

En el "Criterios" del miércoles, el editorialista reprobado se ocupa de un artículo publicado en un periódico de Las Palmas de Gran Canaria titulado "Toca rediseñar Canarias". Luego de poner a parir a los actuales políticos del Gobierno y del Parlamento de Canarias y de explicar como tiene que ser la Canarias que él pretende imponer, termina por afirmar que... "necesitamos una república canaria con los tres poderes formalmente establecidos y con un cuarto poder -la prensa- que no sea tan malvada como la actual"... Nosotros los "Tamarán", estamos seguros de que lo de "malvada" nada tiene que ver con su "El Dia(blo)"... ¡No!... ¡que va!... En los mini sermones de jueves, viernes y sábado insiste en cargar en contra de los políticos que no le gustan porque no se someten a su "superior" criterio de que... "Aquí (en Canarias) no cabe más reforma (del Estatuto) que la independencia porque no hay vuelta atrás (...) Desde aquí invitamos (al Presidente señor Paulino Rivero) una vez más, a que de el paso definitivo de reclamar la soberanía absoluta para su tierra (...) (es) la persona más indicada para conducir el proceso político que desemboque en la independencia de Canarias"... Este individuo escribe semejantes machangadas y... ¡se queda tan "pancho"!.

En su pseudo-encíclica, aparecida en su "El Dia(blo)" de su Santa Cruz el pasado Domingo 28 de Marzo, no dice nada nuevo, si bien "suelta" algunos de los "dogmas" sobre Derecho Internacional que le han "insuflado" los ilustres patriotas de la supuesta Comunidad Canarias en Londres, que está claro que tampoco sabe nada de nada sobre dicha materia. Por ejemplo asegura que, si bien Canarias no está en la lista de territorios a descolonizar puede seguir el ejemplo de Puerto Rico cuyo derecho a la autodeterminación ha sido reafirmado por el Comité de Descolonización de la ONU... "porque Canarias es una posesión colonial de España en ultramar"... Los "Tamarán" no tenemos más remedio que exclamar... ¡y riégate agüita!...

GRUPO DE OPINIÓN "TAMARAN"

No hay comentarios: