lunes, 30 de noviembre de 2009

ESTUPIDECES, FALACIAS Y TRAPISONDAS...


Que el editorialista reprobado es individuo falaz y trapisondista es cosa "corruta". Además escribe sobre estupideces (Chavanel dixit). Nadie que haya leído alguno de sus mini sermones o "Criterios", o sus pseudo encíclicas o Editoriales, puede llegar a conclusiones diferentes.

La falacidad y la estupidez se le desbocan cuando toca temas de Gran Canaria o de España. Delira esquizofrénicamente cuando se refiere al GRAN de Gran Canaria, que, cada vez que lo menciona y no se harta de hacerlo, le produce fuerte urticaria mental porque no quiere entender que, por mucho que rebuzne en su contra, Gran Canaria seguirá siendo apelada por ese su sonoro, brillante, histórico y glorioso nombre.

Aparte de atreverse a publicar a diario en su "El Día(blo)" una especie mentirosa y degradante en forma de anuncio dirigido a España y a Europa por el que trata, inútilmente, de ningunear turísticamente a Gran Canaria, dañina acción contra la que deseamos, conminamos y esperamos que el Cabildo de esta isla promueva los procedimientos legales correspondientes para exigir que sea retirada e indemnizado el daño que ha producido, continúa lleno de caprichosas y estúpidas "inmanías" como la de querer dirigir al Gobierno de este Archipiélago, unas veces sugiriendo medidas contra el absentismo laboral tanto público como privado que, según sueña, solo se resolverá ... "con las ventajas que supondrá para estas islas la consecución de su independencia"... y... ¡ahí queda eso!...

Otras, con ese asunto que le viene causando terroríficas pesadillas que es el de su soñada independencia de Canarias, con ruptura de la unidad de España. Con insana alegría, intenta hacer creer a sus inocentes lectores que esa independencia y separatismo están a la vuelta de la esquina y trata de... "ágrafo amanuense y traidor de sus propios compañeros"... a un "godo" (sic) que por lo visto trabajó en una de sus empresas y que ahora no solo ataca a su "El Dia(blo)", sino que le falta al respeto nombrándole por su diminutivo familiar, o sea, "Pepito".

Según asegura, ese "godo" (sic) que se pasa el día "buscándole las cosquillas" está vendido al oro del todopoderoso, supersecreto y sibilino Sanedrín de Vegueta... Advierte a sus inocentes lectores que cada euro gastado en comprar cualquiera de esos periódicos (se refiere al del "godo" y a otro que también se publica en su isla Infierno (modernamente apodada Tenerife) y que, naturalmente, le hacen competencia) es... "un euro enviado a Las Palmas (de Gran Canaria) para que la tercera isla perpetúe la rapiña contra las demás; especialmente contra Tenerife"... Repetimos... ¡ahí queda eso!...

Pero el asunto más que recurrente y que además de producirle urticaria y auténticos retortijones mentales, es el GRAN de Gran Canaria y así, una vez más escribe... "No creemos que la tercera isla, la antigua isla hermana, sea grande. Ni es grande, ni es feraz, ni es bella, ni tiene porque ostentar el calificativo de "gran" en su nombre"...

Nosotros, los componentes del Grupo de Opinión "Tamarán", con la inocencia que nos caracteriza nos preguntamos: ¿Por qué el editorialista reprobado rezuma tanto negro odio contra Gran Canaria?. ¿Por qué tanta frase mendaz, malvada y estúpida contra Gran Canaria?...

Queremos recordarle que Gran Canaria sigue siendo hermana de las restantes islas del Archipiélago "man que le pese"; que es grande por lo que son grandes los pueblos y las naciones, por los hombres que las hacen grandes; que es grande porque entre otras muchas cosas, es la única isla canaria que ha dado al Mundo tres hombres universales: Benito Pérez Galdós, Manolo Millares y Alfredo Kraus, amén de una pléyade de grandes políticos que hicieron mucho y bueno por toda Canarias y en particular por su isla, Gran Canaria, como D. Pedro Gordillo y Ramos (que consiguió en las Cortes de Cádiz la ratificación de capitalidad del Archipiélago para Las Palmas como en derecho correspondía y que fue arteramente arrebatada a favor de Santa Cruz), D. Cristóbal del Castillo y Manrique de Lara que consiguió la Ley de Puertos Francos de la que se beneficiaron todas las islas, los hermanos D. Juan y D. Fernando de León y Castillo, que lograron el gran Puerto de La Luz y D. Manuel González Martín que consiguió el Aeropuerto de Gando.

También le refutamos que Gran Canaria no solo es una isla bella, sino bellísima por la diversidad de sus paisajes y por disfrutar del mejor clima del Mundo, lo que ha dado lugar a que sea llamada "continente en miniatura" y que es muy feraz y entre otros productos agrícolas es la primera del Archipiélago en exportación de hortalizas, en particular tomates...

Sin percatarse de que sobre el indicado tema del GRAN de Gran Canaria nadie le hace caso, pregona alegremente que ..."ni un erudito se ha atrevido a desmentir nuestras afirmaciones argumentando que no corresponde el GRAN a la tercera isla del Archipiélago"...

Arremete contra D. Manuel Ojeda-Deurvan Artiles, a quien no conoce de nada, porque en uno de sus comentarios en el periódico "La Provincia", da innecesarias explicaciones sobre el GRAN de Gran Canaria. El editorialista reprobado trata de desmentirle y le recomienda que no acuda a Viera y Clavijo, ni a Abreu y Galindo, ni a la loca de Doña Juana La Loca que, posiblemente, "pegó" su locura a los mentados eruditos...

Por lo que parece, al único que no se le ha pegado la locura y que es un verdadero erudito, es el editorialista reprobado que, para colmo, trata de desvergonzados al Gobierno canario y al Parlamento porque consienten el GRAN de Gran Canaria y el patronímico "grancanario" y remacha... "¡Desgraciado Archipiélago dominado por una isla, la tercera, sin relieve de ninguna clase!"... Pues miren, amables lectores, ¿qué explicación puede tener que pese a ser tercera (en superficie) y sin relieve sea la dominante?... El tema del tren del Sur de Gran Canaria mantiene en vilo el alma del editorialista reprobado.

Nosotros, los componentes del Grupo de Opinión "Tamarán", siempre con la inocencia que nos caracteriza, nos sonreímos ante el estúpido trapisondeo que se trae porque no quiere que se haga un tren en Gran Canaria. Dejando a un lado que tanto en tranvías como en trenes Gran Canaria ha sido pionera en el Archipiélago, hay que cuestionarse el porque un sujeto que se declara asiduamente enemigo acérrimo de Gran Canaria tiene que opinar sobre un asunto exclusivo de esta isla y de sus políticos, asunto que ni le va ni le viene...

Nos ronda la sospecha de que conoce los resultados de los estudios sobre expectativas de viajeros tanto del tren Las Palmas de Gran Canaria-Mogán, como del que desde Santa Cruz llegará a Adeje que, como es lógico y teniendo en cuenta la población de ambos trayectos, el grancanario transportará muchísimos más viajeros que el chicharrón.... ¿Será esa la razón de que no le llegue la camisa al cuerpo cuando se menciona al tren de Gran Canaria?...

En su pseudo encíclica, aparecida en su "El Día(blo)" de su Santa Cruz el pasado Domingo 29 de Noviembre, vuelve sobre sus estúpidos, manidos y falaces temas. Delira asegurando que... "la independencia de Canarias es la más justificada de todas las que actualmente están pendientes de consecución en el mundo (...) El grupo EL DÍA, en el que está integrado nuestro periódico, lo ha visto con claridad y por eso desde sus medios se defiende la libertad de este pueblo canario, lamentablemente dormido pero que ya empieza a reaccionar. La manifestación nacionalista del pasado sábado 24 de Octubre fue el primer bostezo de un dragón que despierta"...

¿Dormido el pueblo canario?... Los que están dormidos y padeciendo terroríficas pesadillas son el editorialista reprobado, sus conmilitones ático-subvencionados, los patriotas Concepción, Gracia y Díaz, los dos curas independentistas y los cuatro gatos y seis ratones que les apoparon en la "multitudinaria" manifestación del medio millar y pico de pelagatos...

Grupo de Opinión 'Tamarán'

lunes, 23 de noviembre de 2009

MENTIRAS Y MÁS MENTIRAS

El editorialista reprobado, a la vista de que ninguna Institución de las que vienen obligadas a ello le "para las patas" y nos referimos especialmente a la Delegación del Gobierno en Canarias, al Cabildo de Gran Canaria y al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, continúa avante, erre que erre, con su insidiosa y malvada campaña contra Gran Canaria y contra España, que basa en mentiras preñadas de negro odio.

Uno de los principios básicos de la Democracia es la libertad de pensamiento, opinión y expresión pero, sin duda, dicha libertad no puede basarse en mentiras y más mentiras. Que el editorialista reprobado opine que las islas Canarias deben desgajarse de España y obtener independencia es perfectamente aceptable por quienes nos sentimos y somos demócratas pero, no puede ser tolerado de ninguna manera que diga mentiras y más mentiras.

En cuanto a Gran Canaria dice, una y otra vez sin que, repetimos, alguna Institución le "pare las patas", que... "el GRAN de Gran Canaria no le corresponde a esa isla, la tercera del Archipiélago Canario (Canary Islands) porque ese no es su nombre. Su denominación es simplemente Canaria (mentira) o Las Palmas (más mentira) y la cartografía desde la antigüedad es contundente. Esa isla es, repetimos, la tercera en superficie, sin atractivos naturales (mentira) y la segunda en población (mentira). Ese falso "GRAN" puede confundir y engañar a los turistas y visitantes potenciales y perjudica gravemente a Tenerife y las otras islas (mentira)"...

Nosotros, los componentes del Grupo de Opinión "Tamarán", con la inocencia que nos caracteriza pero con contundencia decimos que no caben más mentiras en este párrafo que hemos trascrito y nos explicamos. Si bien algunos cartógrafos por brevedad o por ignorancia han denominado a Gran Canaria Canaria, la inmensa mayoría la señala por su nombre, Gran Canaria, desde los primeros tiempos, al igual que lo hacen en sus Bulas los Papas, en sus Cédulas los Reyes y en sus escritos los historiadores y los geógrafos.

El editorialista reprobado, en otro de sus mini-sermones o "Criterios" menciona a la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Gran Canaria, por cierto la Decana de las cinco que se fundaron en Canarias de las que solo perviven ésta y la de San Cristóbal de La Laguna y se atreve a decir que... "no existe en ella ni siquiera un erudito que contradiga las opiniones de "El Día" sobre el indebido "gran" en el nombre de (GRAN) Canaria". Si no tocan este tema no es para evitar polémicas con nuestro periódico, sino porque carecen de argumentos. Por decoro, la propia Real Sociedad Económica debería cambiar su nombre y suprimir el falso "gran". En todos los documentos históricos de cierta importancia, la isla tercera se denomina Canaria y no Gran Canaria"...

Nos consta que la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Gran Canaria ha replicado con dureza a tan despreciable y mentiroso argumento... Los eruditos de los Amigos del País "pasan olímpicamente" de las insistentes mentiras que se dedica a propalar este sujeto y se carcajean de la mentirosa "erudición" de que presume...

El editorialista reprobado, babeando negro odio a Gran Canaria y metiéndose en camisa de once varas puesto que trata de un asunto que concierne únicamente a nuestra isla, califica de ridículo y no rentable al futuro tren Las Palmas de Gran Canaria-Meloneras. Haciéndose el gracioso escribe que los dirigentes políticos de esta isla... "son peores que el asno -o el pollino- sobre el que cabalgan a horcajadas de su ridiculez"...

A nosotros, los componentes del Grupo de Opinión "Tamarán" con la inocencia que nos caracteriza, nos da la impresión de que el editorialista reprobado en el fondo de su negra alma intenta, incluso con amenazas a los políticos de denuncias por supuesta prevaricación (tema del que no tiene ni idea), impedir que se construya porque está en la certeza de que el tren de Gran Canaria va a ser muchísimo más rentable que el que también será instalado en su isla Infierno (modernamente apodada Tenerife).

No hay más que constatar el número de posibles usuarios que se calcula para el tren grancanario que casi duplica al de los de la otra isla. Pero, como hemos dicho al principio, las mentiras del editorialista reprobado no solo tratan de perjudicar a Gran Canaria sino que, en su esquizofrénico empeño de conseguir la independencia de Canarias separándolas de España, ataca con vileza a nuestra Nación y por ello mintiendo descaradamente dice una y otra vez :... "Canarias no es España"... o... "¿Cómo es posible que algunos insistan en afirmar que los canarios somos españoles, por mucho amor que le tengan a la falsa españolidad de este Archipiélago?"... o... "Solo los hipócritas y los cínicos políticos pueden decir que Canarias forma parte de España (...) Canarias tiene que romper sus cadenas, pues padece una esclavitud administrativa y política que le impide progresar"... Y como futuros líderes políticos... "capaces de conducirnos a la independencia. Es decir, a la libertad; a la gloriosa situación de tener nuestra propia Patria y ser Canarios, no indígenas al servicio de españoles que nos visitan con salacof y otras prendas adecuadas para acudir a las colonias, y tampoco europeos ultraperiféricos"..., nada más y nada menos que a Antonio Cubillo, líder del Congreso Nacional de Canarias -brazo político del MPAIAC- y a José Luis Concepción, uno de los fundadores del Movimiento Patriótico Canario.

Nosotros, los componentes del Grupo de Opinión "Tamarán", con la inocencia que nos caracteriza nos decimos ¡aviados vamos a estar!... Ahora comprendemos el por qué el CNI y la Policía Nacional están vigilando a algún(os) "patriota(s)" muy vinculado(s) a la ETA que, por lo leído, ha(n) venido a estos lares a encontrarse con los "patriotas" canarios... para tratar de sabe Dios que... y nosotros suponemos...

Sin embargo y como hemos dicho al principio de esta réplica, seguimos esperando la cada vez más necesaria reacción de las Instituciones que tienen la obligación de defender la integridad constitucional de España y evitar que la Democracia siga siendo desacreditada por el uso y abuso de mentiras y más mentiras...

Grupo de Opinión 'Tamarán'

lunes, 16 de noviembre de 2009

'ASQUITO'


El editorialista reprobado, con la modestia que le caracteriza y escudándose en un supuesto tercer escribidor, se autocalifica de... "una de las personas más serias y de reconocida solvencia social, económica y política y, tal vez de más prestigio del archipiélago, aunque no político como es J.R., por su integridad"...

Nosotros, los componentes del Grupo de Opinión "Tamarán", luego de leer tan empalagoso párrafo... ¡asquito es lo que sentimos!... Seguidamente y después de referirse a dos diarios que aparecen en su Santa Cruz a los que califica de... "Lacayos dependientes política y económicamente de Las Palmas (...) que buscan perjudicar a Tenerife para engrandecer a (GRAN) Canaria, la tercera isla del Archipiélago en extensión y segunda en población.

La que quiere mandar sobre vidas y haciendas canarias"... se "arranca" contra todos los periodistas que escriben en medios de comunicación establecidos en "su" isla Infierno (modernamente apodada Tenerife) que, según asegura... "son hijuelas de Las Palmas"... y que son los que... "emprenden acciones (judiciales) contra el Grupo "El Día". Y todo porque defendemos la libertad de estas islas. Todo por envidia, rencor e interés de los godos quintacolumnistas que residen aquí, etc., etc"...

Según fabula su retorcida mente, pretende hacer creer que solo lo que escriben él y sus esbirros en su "El Dïa(blo" refleja la verdadera y general opinión de "todos" los que habitan su isla Infierno (modernamente apodada Tenerife). Los restantes están equivocados y además vendidos al oro del grancanario, todopoderoso, sibilino y supersecreto Sanedrín de Vegueta...

Estas "arrancadas" a nosotros, los componentes del Grupo de Opinión "Tamarán", también nos producen verdadero asquito... Continua empeñado en el intento de emponzoñar las mentes de sus inocentes lectores con sus esquizofrénicos delirios de que..."Canarias es una colonia descarada por mucho que la Constitución española la disfrace de Comunidad Autónoma (...) todo este desastre se arreglaría con una nueva estructura y organización política sustentada en una nación soberana (...) El Gobierno de España está obligado a liberar Canarias como mucho antes del 31 de Diciembre de 2010, según la resolución 1.514 del Comité de Descolonización de los Pueblos de la ONU"...

Estos surrealistas y disparatados párrafos demuestran una vez más que el editorialista reprobado de práctica política y de Derecho Internacional no vamos a decir que no tiene ni idea, pero si decimos que tergiversa la realidad político-administrativa de Canarias de modo descarado y "adaptándola" a su conveniencia... ¡Asquito nos da!...

En su pseudo-encíclica, aparecida en su "El Dia(blo)" de su Santa Cruz el Domingo 15 de Noviembre, vuelve con su cantaleta contra ciertos políticos, a los que quiere cubrir con su negro odio, porque no comulgan con sus malignas ideas soberano-independentistas y fraccionadoras de la unidad de España, a los que se atreve a decir...

"Esto no es España; estas son unas islas situadas en otro continentes, a unos 1.500 kms. de España; estas islas son una colonia de España infamemente disfrazadas de comunidad autónoma para perpetuar la esclavitud de los isleños en pleno siglo XXI. Y no es verdad que lo quiera y lo sienta, en el fondo de su corazón, la mayor parte de la población canaria"...

Francamente, el editorialista reprobado hace tiempo que ha perdido el oremus y nos da asquito... De modo que una manifestación pro independencia y soberanía de Canarias, que ayudó a promover a través de su periódico y que resultó un estruendoso fracaso puesto que solo acudió menos del millar de despistados, encabezados por sus conmilitones, los conocidos "patriotas" y los cuatro gatos y seis ratones de costumbre, según el editorialista reprobado representa "en el fondo de su corazón" a la mayor parte de la población canaria (o sea, a los dos millones de habitantes que, cien arriba o cien abajo, tiene actualmente el Archipiélago)...

Nosotros, los componentes del Grupo de Opinión "Tamarán", con la inocencia que nos caracteriza nos preguntamos ¿Cómo hace y como le salen las cuentas al editorialista reprobado?...

Sigue tratando de denigrar al político letrado que se le ha "añurgado" entre pecho y espalda. Le echa en cara el que los conquistadores españoles cometieran el... "crimen tan grande (de) diezmar, someter, esclavizar y expoliar a quienes vivían pacíficamente en Canarias"... lo que considera un genocidio, que en su "exaltación patriótica" compara con el... "perpetrado por los nazis con los judíos"... para, inmediatamente, hablar de la matanza de españoles llevada a cabo por los "humildes" guanches reflejada en una pintura de Gumersindo Robayna que reproduce la batalla de Acentejo y termina su increpación espetándole al político letrado que... (no) venga ahora con la monserga de que esto (Canarias) es España. Algo que no se lo creen ni ellos. Ni el político-letrado, por supuesto"...

¡Pues si que está bien de creencias el editorialista reprobado! de quien nosotros, los componentes del Grupo de Opinión "Tamarán", con la inocencia que nos caracteriza nos preguntamos ¿Se estará dando cuenta este sujeto del daño que está haciendo?...

Creemos que es llegada la hora de que jurídicamente se le obligue a acabar con la ponzoñosa y engañadora campaña pública pro-independencia y soberanía del Archipiélago que viene llevando a cabo desde hace demasiado tiempo, porque las islas Canarias, por derecho y por sentimiento de la inmensa mayoría de los que somos sus naturales, no son ni nunca podrán ser otra cosa que parte integrante de España, hoy en día una de las comunidades autónomas en que los españoles hemos organizado nuestra Patria...

Grupo de Opinión Tamarán

lunes, 9 de noviembre de 2009

ILUSIONES, DELIRIOS Y FUSIONES


En la pseudo-encíclica, aparecida en su "El Dia(blo)" de su Santa Cruz el pasado Domingo 8 de Noviembre, el editorialista reprobado insiste en sus temas recurrentes trufados con las tergiversaciones de costumbre.

Vuelve sobre el manido e iluso delirio de la independencia de Canarias y pregunta... "¿Por qué (la deriva independentista) es preocupante y no esperanzadora e ilusionante y rica la libertad, la soberanía, el ser hijo de una nación con Estado, el tener identidad propia en el mundo y no ser españoles colonizados o europeos ultraperiféricos?...

A estas insidiosas preguntas nosotros, los componentes del Grupo de Opinión Tamarán, con la inocencia que nos caracteriza, contestamos: primero y principal ¿libertad, soberanía, ser hijos de una nación con estado? ¿Es que nosotros, los canarios, no somos democráticamente libres en estos momentos? Si fuera como él delira, precisamente a él no se le toleraría hacer públicas las maliciosas teorías con que intenta infectar las mentes de sus inocentes lectores. ¿Ser hijos de una nación con estado? ¿Y qué es lo que somos? ¿Es que Canarias no es parte integrante de la nación y el estado españoles? ¿Tener identidad propia en el mundo?...

¡La tenemos por españoles-canarios! ¿Españoles colonizados o europeos ultraperiféricos? Lo primero es una de las tantas machangadas mentales con las que ese sujeto "obsequia" frecuentemente a quienes le leen y lo segundo no hay más que echarle un vistazo al mapamundi para comprender que somos la Europa ultraperiférica, definición que no tiene nada de peyorativa y que solo lo es a efectos de beneficiarnos de ayudas especiales a dicha realidad que compartimos con los archipiélagos de Madeira y Açorez...

Tanto el Archipiélago canario que desde hace seis siglos está plenamente integrado en España y por lo tanto es parte de Europa y de su civilización cristiana, como también lo son las islas portuguesas antedichas...

El editorialista reprobado insiste en su especie "fantasmagórica" sobre Marruecos. Dice... "Marruecos está frente a nosotros. Apenas 96 kms. separan la localidad marroquí de Tarfaya del faro de la Entallada, en la isla de Fuerteventura. (...) Esa es la realidad física. La realidad legal es que estamos en aguas jurisdiccionales y patrimoniales marroquíes. Estamos dentro de su zona económica exclusiva. Podemos decir que, con el Derecho Internacional en la mano estas islas, son más marroquíes que españolas (...) Lo repetimos: Marruecos es una amenaza para los isleños que no queremos ser españoles ni marroquíes sino canarios. ¿Por qué hemos de seguir sometidos a una nación europea o caer en las garras de otra más próxima, que ni siquiera posee nuestra cultura? (...) La única defensa que tenemos los canarios frente a las pretensiones marroquíes es ser una nación con estado propio"...

Estas machangadas, entresacadas de unas larguísimas divagaciones, solo pretenden envenenar las mentes de sus inocentes lectores asustándolas con la patraña de que, de lograr la supuesta independencia, la república bananera canaria, con capital "naturalmente" en la isla Infierno (modernamente apodada Tenerife), estará protegida de las "apetencias" de indeseados terceros por los organismos internacionales como la ONU y la OTAN, maliciosa tergiversación de la realidad histórica porque al ser una de las diecisiete comunidades autónomas en las que los españoles hemos organizado España, Canarias está integrada y protegida además de por la ONU y la OTAN por la Unión Europea, lo que sin duda es definitivamente disuasorio para cualquier posible país intruso...

Como no podía ser menos, en su negro odio contra Gran Canaria, el editorialista reprobado saca a relucir la urticaria que le produce el GRAN de Gran Canaria del que dice... "¿No es un atentado contra la unión de las islas?"...

Y nosotros, los componentes del Grupo de Opinión "Tamarán", con la inocencia que nos caracteriza nos preguntamos ¿Qué isla es la que verdaderamente atenta contra la unión del Archipiélago? y para contestar a tan interesante pregunta pergeñamos los siguientes párrafos:

Cuando se habla de llevar a cabo la posible fusión de instituciones con sede en ambas islas capitalinas, el editorialista reprobado, dominado por irrefrenable furia se ha opuesto frontalmente. Recordemos cuando se hicieron planes para la posible fusión de las Cajas de Ahorro canarias. ¡¿Quién es el atrevido que osa proponer que los grancanarios puedan manejar los dineros de los chicharrones?! exclamaba destilando negro odio contra Gran Canaria. Tanto miedo consiguió infundir a los "mandarines" de CajaCanarias que, como todos hemos leído, la Caja chicharrona ha preferido fusionarse con entidad peninsular de la misma clase antes que con la paisana grancanaria.

Esto es un claro reflejo de la "unidad" archipielágica que propugnan el editorialista reprobado, sus conmilitones y todos los chicharrones que les temen. Curiosamente en este caso, el editorialista reprobado no ha puesto su grito en el cielo por aquello de que los "godos" manejen y se lleven riqueza canaria...

Pero ahora resulta que el "Director General de Cultura de Tenerife", o sea, de la isla Infierno (modernamente apodada Tenerife), que así es como lo escribe porque al parecer le ha traicionado el subconsciente), pretende, con ignorancia digna de lástima, la fusión de los Festivales de Ópera de Las Palmas y de Santa Cruz, so pretexto de rentabilizar al máximo la inversión pública en bienes culturales, con velada amenaza de posible suspensión de ayuda económica al de Las Palmas, si no acepta compartir su acervo y experiencia con el de Santa Cruz...

Tal pretensión, además de casi imposible por las dificultades técnicas que presenta, no es otra cosa que un intento más de desunir a las islas y particularmente de doblegar y escarnecer a Gran Canaria cuyo Festival de Ópera, totalmente consolidado e internacionalmente reconocido, es de muchísimo más prestigio, calidad y duración que el chicharrón...

Grupo de Opinión Tamarán

lunes, 2 de noviembre de 2009

REITERACIONES


El editorialista reprobado reitera machaconamente y, como de costumbre al más puro estilo "goebbeliano", sus fantasiosos delirios preñados de negro odio a Gran Canaria y a España.

En su pseudo-encíclica, aparecida en su "El Dia(blo)" de su Santa Cruz el Domingo 1 de Noviembre, comienza despachándose contra el Vicepresidente del Gobierno de Canarias y Consejero de Economía, el grancanario José Manuel Soria porque ha declarado a un periódico, también grancanario, que el independentismo en Coalición es residual y fruto de algunas mentes calenturientas.

Nunca más acertado el Viceconsejero. Analiza, el editorialista reprobado, lo de "grancanario", gentilicio que califica de falso, en franca contradicción con la Real Academia Española de la Lengua, ya que figura incorporado a su Diccionario, que es la máxima autoridad en la materia.

Pero él no quiere que un nacido en Gran Canaria sea llamado grancanario, él quiere que sea denominado "canarión", lo cual tiene su gracia si no fuera porque a algunos que conocemos perfectamente la tradicional idiosincrasia de los nativos de la isla Infierno (modernamente apodada Tenerife) nos consta el verdadero significado que siempre han querido dar a dicha palabra.

Por eso nosotros, los componentes del Grupo de Opinión "Tamarán", no denominamos, como es de uso común, "chicharreros" a los naturales de la referida isla (que en puridad solo son los nacidos en Santa Cruz) sino "chicharrones", porque lo de "chicharrón" tiene una connotación específica que les "viene al pelo"...

Jocosamente pregona que los grancanarios nos consideramos mundiales del mundo mundial, más aún, nos tenemos por universales y por galácticos... Pero, miren por donde, lo que el editorialista reprobado considera gracioso es una realidad incuestionable. Cualquier sociólogo neutral que compare históricamente a los conjuntos sociales grancanario y chicharrón, tiene que llegar a la conclusión de que, los primeros somos cosmopolitas, cultos y por ello universales y los segundos todo lo contrario.

Los grancanarios hemos aportado al Mundo los únicos tres prohombres universales de la Cultura y el Arte que han elevado a Canarias a cotas máximas. También los políticos más destacados e influyentes a nivel nacional han sido grancanarios, así como los deportistas más sobresalientes en todas las especialidades a nivel internacional, etc., etc...

Los chicharrones..., esos que intentan ridiculizar con lo de "capitá" pero dicen "mira a vel nenel"... ¿qué han aportado al Mundo mundial aparte de negro odio y malsana envidia?...

Siguiendo con su retahíla de habituales descalificaciones a Gran Canaria, que según tergiversa es... "la isla más inhóspita, la de los secarrales, la de playas "famosísimas" pero peligrosas"... Esta última frase, con el debido respeto por la desgracia sucedida justo en el momento en que en su "El Dia(blo" aparecía la insidiosa calificación a las magníficas playas grancanarias, no tenemos más remedio que recordar que las de su isla Infierno (modernamente apodada Tenerife), son pequeñas ensenadas rellenadas con arena traída de otros lares, para convertirlas en playejas artificiales insalubres y terriblemente peligrosas...

El editorialista reprobado prefiere no entender lo que afirma el señor Soria de que el independentismo en Canarias es residual... "¿Qué quiere decir con residual?"...

Nosotros, los componentes del Grupo de Opinión "Tamarán", con la inocencia que nos caracteriza le aclaramos que residual es todo aquello que se desecha, que no sirve para nada, incluso que no tiene entidad suficiente para ser considerado y en realidad, eso es lo que es el grupúsculo independentista que apopa el editorialista reprobado, y que según delira, hace sonar "los divinos clarines de la libertad"..., clarines que, naturalmente, la sociedad canaria no ha oído, porque despreciativamente les ha dado la espalda, lo que se pudo comprobar por el exiguo número de asistentes a la "grandiosa" concentración que pretendía "hacer constar" el supuesto clamor pro-independencia de los canarios...

Imagina el editorialista reprobado que no gusta... "a muchos canarios que, narcotizados, siguen amando y defendiendo la absurda españolidad de estas islas"... Esta simplonería demuestra que la esquizofrénica ofuscación que padece le hace imaginar una realidad inexistente puesto que, ni siquiera la despreciable cifra de manifestantes pro-independencia, le hace despertar y reconocer que los canarios somos españoles, como lo hemos sido desde hace más de cinco siglos y que vamos a seguir siéndolo...

Termina su pseudo-encíclica insultando a Santiago Pérez y calificándole de estalinista, leninista (se le olvidó lo de troskista) y bolchevique político, porque ha dicho que los independentistas (canarios) asumen intereses demasiado visibles y que van emparejados al chantaje de las instituciones del Estado de derecho. Además le recuerda que sus compañeros "señorías"... "han cometido indecencias como conculcar la Constitución al leer una reprobación contra "El Día". Un ataque a la libertad de expresión y de información que nunca se había visto en España ni en ningún país democrático"...

Nosotros, los componentes del Grupo de Opinión "Tamarán" disentimos. Lo que no se ha visto ni en España ni en ningún país democrático es que el editorialista reprobado de un periódico diario se dedique a "infectar" a sus inocentes lectores con la "pócima" de la fractura de la unidad territorial de la Nación en la que aparece, en este caso con la imposible independencia del Archipiélago canario.