lunes, 19 de octubre de 2009

ESQUIZOFRÉNICAS MENTECATADAS


A estas alturas de la comedia nadie puede dudar de la dolencia que, desde hace muchos años, parece aquejar al editorialista reprobado que, salvo más docta opinión, semeja a una esquizofrenia con tintes mentecatos. Lo que está claro es que sea o no dolencia los delirios que sueña su mente chocan con la cruda realidad. Lo peor es que se los cree y que, además, intenta imponerlos imperativamente a todos y en particular a sus inocentes lectores que son parte de quienes piensan que lo que aparece en un periódico "va a Misa".

Quienes hemos seguido a través de los años la sinuosa trayectoria político-editorial del reprobado, cuajada de tergiversaciones de la realidad y rezumando negro odio, desde hace no mucho tiempo contra España y su gobierno y desde siempre contra Gran Canaria y la mayoría de los grancanarios, especialmente por los dedicados a la política que luchan por conseguir todo aquello que lleve al engrandecimiento de su isla, logros que para él no tienen otra denominación que la de "rapiñas" a su isla Infierno (modernamente apodada Tenerife), nos divierte que sueñe con que su "El Dia(blo)" tiene... "un liderazgo indiscutible en cuanto a difusión (lo que) es causa de muchas envidias"...

Lo que resulta chocante cuando el EGM ha "sentenciado" que es el tercer periódico de Canarias en cuanto a difusión, ampliamente superado por los grancanarios "Canarias7" y "La Provincia"... Desde siempre el editorialista reprobado ha sido amigo de calificar groseramente a terceros que disienten de sus mentecatas tesis y así, hace unos días, ha embestido contra... "unos godos malolientes e insufribles que antes eran tres y ahora son cuatro, tras la incorporación de un tipo que ejerce de neosocialista, de procanarión y, en consecuencia, es un protonazi"..., "godos" que, según dice, están amargados porque... "ni aquí ni en Las Palmas, a pesar de los amos que los protegen en la isla tercera (en superficie pero primera y principal en todo lo demás), han recibido en su vida ni una simple metopa"...

Con esta sarta de mentecateces intenta como de costumbre tergiversar la verdad, intentando "colar" que ni una sola vez se ha enterado con antelación de que le iban a conceder una distinción. ¡Ni una sola vez!, repite,... "pese a que ha recibido tantas y tan variadas distinciones y de tan acreditadas instituciones"... Un algo que... "podemos encasillar, por nuestra parte, en la honradez, dignidad y patriotismo del director y editor de "El Día"..., curioso patriotismo, pues es el de un español que intenta por todos los medios fracturar a su Patria, España, desgajando a las islas Canarias, sin que hasta ahora haya caído sobre él el peso de la Ley.

Después de "machacar" a los referidos incógnitos godos, la emprende con una también incógnita "periodista perjura" que... "hizo cuanto pudo para que no le concedieran a "El Día" el Premio Canarias de Comunicación"... lo que asevera, tergiversando una vez más la realidad, porque dicho Premio a quien no se concedió no fue precisamente a ·El Dia(blo)" sino al mismísimo editorialista reprobado...

Continúa su mini-sermón o "Criterios" explicando lo de "nazis o neonazis" que, según delira, "somos" todos los que nos calificamos o proclamamos españolistas, amantes de la españolidad o españoles porque, pregunta... "¿No es lo mismo haber matado guanches a malsalva que a judíos en cámara de gas? Los españoles incluso fueron peores que los nazis, pues además de masacrar a los aborígenes los esclavizaban. Naturalmente no hablamos de todos los españoles. Solo de aquellos que defienden en Canarias la españolidad de estas islas, de los que se oponen a la independencia de una tierra que lleva seis siglos colonizada.

¿En qué se diferencia de los nazis Santiago Pérez o Angel Isidro Guimerá, dos ejemplos vergonzosos de defensores de la españolidad del Archipiélago canario? (...) Díganos, ¿no son nazis Vds, D. Santiago, sus correligionarios de partido y sus colegas del Parlamento de Canarias?"... y así sucesivamente continúa con su sarta de mentecatos disparates, algunos tan calumniosos y ofensivos que si los señores Pérez y Guimerá, en lugar de tomarlos a cuchufleta los tomaran en serio, podrían transformarlos en "carne de Juzgado"...

En otro de sus mini-sermones diarios sigue con su ataque a los parlamentarios regionales de los que dice... "¿Cómo es posible, volvemos a preguntarnos, que una institución tan respetable esté en manos que, salvo dos o tres y estamos siendo muy generosos, carecen por completo de dignidad y decencia política? ¿Qué socialistas y, en general, que políticos son los que están en la Cámara legislativa regional?"... y vuelve al ataque contra Santiago Pérez que, por lo que se lee, se ha convertido en una de sus "bestias negras"...

"¿Son justas todas las denuncias que ha interpuesto contra "El Día"? Lo que procede, insistimos, no es congelarle el sueldo a este señor -un bolchevique de la política- sino disminuírselo (...) Estos diputados y diputadas han convertido al Parlamento en un Reichstag, donde se ha tenido la desvergüenza de leer una proclama contra la libertad de expresión de "El Día". Y encima la señora que lo hizo sintió un orgasmo político mientras cometía semejante ignominia"...

A quienes hemos tenido la santa paciencia de leer los párrafos anteriores no nos queda otro remedio que sonreírnos y comprobar como el editorialista reprobado (y por lo visto imputado) exuda negro odio contra los que con toda razón y apoyo jurídico han denunciado a su "El Dia(blo)"...

Denuncias que han empezado a lloverle algo tarde pero que nos da la impresión que la lluvia se va a convertir en "tormenta tropical" porque muchos van perdiendo el temor que le han tenido al editorialista reprobado, que hasta ahora le ha venido sirviendo de impune amparo... En un tercer "Criterios", luego de achacar a los españoles (canarios incluidos... ¡tremendo despiste!) su falta de voluntad para el trabajo serio y productivo, termina recomendando... "a mister Zapatero (que) aprenda inglés y pueda hablar sin intérprete con algún líder extranjero"...

Este reproche demuestra la falta de dignidad del editorialista reprobado porque lo que tenía que haber pensado y escrito, es recomendar al Sr. Obama que aprenda a hablar español, entre otras muchas razones porque tiene un enorme porcentaje de hispanoparlantes entre sus conciudadanos que le han elegido y a los que gobierna...

En su pseudo-encíclica, aparecida en su "El Dia(blo)" de su Santa Cruz el pasado Domingo 18 de Octubre, endilga a este Grupo de Opinión... "(el que) viene "predicando" la conveniencia de que se constituya una segunda comunidad autónoma limitada a una sola isla: (GRAN) Canaria.

Pues que bien. Muerto el perro se acabó la rabia. Si ya en 1927 pidieron (y consiguieron) la división provincial del archipiélago para que Tenerife perdiera la capital única de todas las islas -que es lo que le correspondía y le corresponde tener por su importancia- quizá ahora estos señores consigan su propia autonomía. Al menos no piden esos señores la reunificación de todo el archipiélago en una sola provincia con la capital única en Las Palmas. Nada objetamos frente a sus deseos de mantenerse fieles al país que los coloniza, etc., etc."...

Aunque a estos párrafos podemos calificarlos de tergiversación maliciosa de la realidad, no vamos a hacerlo, vamos a considerarlos mentecatadas consecuencia de ignorancia. El Grupo de Opinión "Tamarán" que, según parece fue uno de los nombres prehispánicos de Gran Canaria, isla que estaba poblada por aborígenes canarii que eran los más "civilizados" y más aguerridos de los que poblaban el Archipiélago, por lo que finalmente el nombre oficial que se le impuso fue y es el de Gran Canaria, nunca ha promovido la doble autonomía.

Se conforma con la autonomía pero bien equilibrada en las proporciones debidas para que todas las islas se beneficien de ella. Estamos perfectamente de acuerdo con la doble capitalidad, también equilibrada y desde luego nos consuela que el editorialista reprobado haya decidido no objetar frente a (nuestros) deseos de que las islas Canarias se mantengan fieles a España, que no es país que las colonice como él, tergiversando la realidad histórica y actual, del que constituyen una región autónoma de las diecisiete en las que políticamente se ha organizado...

Grupo de Opinión 'Tamarán'