lunes, 26 de octubre de 2009

DEPREDADOR


El editorialista reprobado es muy proclive a calificar de "depredadores de la tierra canaria" a todos aquellos que, según su senil y manipuladora personalidad, no comulgan con sus disparatadas teorías sobre la organización político-social del Archipiélago canario.

En uno de sus mini-sermones o "Criterios", como ya lo ha convertido habitual, ataca sin piedad a la diputada Ana Oramas acusándola de estar... "entregada al socialismo español depredador de la tierra canaria"... y la machaca asegurando que... "no actúa de esa forma por ingenuidad, sino por torpeza política"...

Tal y como es su esquizofrénica organización mental, como la señora Oramas no se pliega a sus directrices se ha convertido en una "depredadora" y torpe política... ¡Pues, que le vamos a hacer!...

Luego, con la debida precaución porque el fracaso se puede adivinar, anuncia que el próximo sábado, día 24 de Octubre... "de una forma tibia (aunque tal vez nos llevemos una sorpresa y la reacción sea mayor de la prevista) el pueblo canario comenzará a reivindicar públicamente su independencia.

Nos estamos refiriendo a la manifestación organizada por los jóvenes independentistas de diversos colectivos. Jóvenes que reivindican la libertad del pueblo canario. Que nobleza la de estos jóvenes frente a la ignominia de sus mayores, etc."...

Aparte del seguro fracaso (ya tendremos tiempo de resaltarlo antes de que esta réplica vea la luz pública) desde ya nos preguntamos ¿a qué pueblo canario se refiere el editorialista reprobado? De asegurar algo, que mucho nos tememos no es otra cosa que uno más de sus delirios, esos que dice van a manifestarse, no pueden ser más que los cuatro gatos y seis ratones "de costumbre" y, naturalmente, todos chicharrones, porque lo que es en las demás islas a Dios gracias no parece haber germinado la tomadura de pelo que es ese incipiente cáncer del soberano-independentismo que intentan imponer con sus escritos en "El Dia(blo)" los conmilitones ático-subvencionados y demás "patriotas"...

En otro de sus "Criterios" el editorialista reprobado se dedica a explicar lo bajo que han caído las islas Canarias por eso de que han sido declaradas "región ultraperiférica" y clama en el desierto... "Éramos las Islas Afortunadas y nos hemos convertido en una región anónima sin identidad y sin dignidad"... ¡Vamos hombre! ¿Qué es lo que ha cambiado?

Antes de la aseveración que ha hecho y que repetimos, éramos y seguimos siendo la región canaria, una de las diecisiete comunidades autónomas en que los españoles hemos organizado España. Por su cuenta y riesgo se atreve a escribir que... "no somos españoles, ni podemos ser canarios, sino indígenas colonizados. No somos europeos, ni ciudadanos vinculados a Europa por su cultura, pues somos extraeuropeos; es decir, ni siquiera somos colonos de una nación del Viejo Continente. Al final, como hemos dicho en tono irónico estos últimos días, no somos ni piratas de los mares del sur"...

¡Pues si que pinta bien la cosa el editorialista reprobado!, exclamamos asombrados con la inocencia que nos caracterizas nosotros, los componentes del Grupo de Opinión "Tamarán", porque... si resulta que no somos españoles (que lo somos mal que le pese al editorialista reprobado), ni podemos ser canarios ¡Consio! ¿qué otra cosa podemos ser?... ¡indígenas colonizados!... a estas alturas de la Historia ¿cómo se come eso? Tampoco somos europeos, ni ciudadanos vinculados a Europa (¡que desilusión! y nosotros creyendo que éramos parte integrante de la civilización y cultura europeas)... Menos mal que somos extraeuropeos y no extraterrestres ni piratas de los mares del sur...

Sigue con su sueño del... "área metropolitana de la capital tinerfeña, la que tiene que formarse con la unión de cuatro ciudades (o sea, su Santa Cruz, La Laguna y las que tienen poco de ciudad y mucho de pueblo Tegueste y El Rosario) para convertirse en un único ayuntamiento que sea la gran capital de Tenerife y de Canarias"...

Este sueño está muy bonito pero,... con ello y con todo seguirá siendo en población, cultura, importancia comercial, industrial y portuaria la segunda capital del Archipiélago, porque la primera y principal seguirá siendo la que siempre lo ha sido, Las Palmas de Gran Canaria.

En otro mini-sermón el editorialista reprobado se contradice de su repetida amenaza de que al Reino de Marruecos algún día puedan despertársele apetencias "non santas" sobre el Archipiélago canario. Ahora dice... "que hoy, con los organismos internacionales, ONU, UE. OTAN, UA, ese planteamiento (el de que Marruecos pueda tener apetencias) resulta absurdo.

Estos organismos internacionales, y otros, intervienen en cualquier lugar del mundo apenas se produce el menor incidente"... ¡Amén!... Pero, sigue atreviéndose a decir que... "Canarias es uno de los símbolos más claros de la indignidad mundial mientras siga siendo una colonia española"...

Nosotros, los componentes del Grupo de Opinión "Tamarán", siempre con la más angelical inocencia, nos preguntamos ¿Indignidad? Indignos son aquellos que tergiversan la realidad histórica pregonando el absurdo de que el Archipiélago canario es una colonia española cuando las islas Canarias desde hace seis siglos están integradas y forman parte inseparable de la estructura de España...

La reunión ministerial celebrada en Las Palmas de Gran Canaria le ha empujado a decir... "con evidente perjuicio para Tenerife, que es donde debió darse cita Zapatero con sus acólitos políticos pues es esta, y no la tercera, la isla más grande, la más poblada, la más rica y la de más frondosa naturaleza. Esa es una ofensa que no perdonaremos"...

¡Válganos Dios! ¡Fuerte urticaria le ha producido el mentado Consejo de Ministros! ¡Que desmemoriado es el editorialista reprobado!, Las Palmas de Gran Canaria es la primera y principal ciudad de Canarias y además, en la presente legislatura, es la capital del Archipiélago, le cause o no "rasquera" al editorialista reprobado...

La anunciada manifestación de independentistas ha dejado en su justo lugar el supuesto clamor del pueblo canario por ese supuesto deseo de soberanía e independencia. Si comparamos el número de asistentes con el número de supuestos habitantes de la isla más supuestamente poblada que es Infierno (modernamente apodada Tenerife), incluso si lo comparamos con el supuesto número de lectores que, según el editorialista reprobado tiene su "El Dia(blo)", no nos cabe la menor duda que a la citada manifestación no fueron más que los patriotas Concepción, Gracia y Díaz, los dos curas independentistas y los cuatro gatos y seis ratones de costumbre y, según nos han contado, el "patriota" máximo optó por camuflarse en un apartado rincón... ¿Por qué? ¿Quizá por si la cosa no salía bien aunque haya alegado otras razones?...

Grupo de Opinión Tamarán