lunes, 31 de agosto de 2009

SANDECES

Hemos constatado que el complejo de inferioridad quasi colectivo (por aquello de que son bien pocos los que escapan de dicha "pandemia") que afecta a la mayoría de los chicharrones cuando tropiezan con algo que tenga relación con Gran Canaria, es una "pandemia" muy contagiosa generada por otra peor que es el negro odio que sienten por esta isla.

La semana pasada esa dolencia sufrió un repentino empeoramiento a consecuencia de que la asociación ecologista de ámbito regional "Ben Magec" ha interpuesto un recurso Contencioso-Administrativo para tratar de impedir que se instale, del modo que pretenden, el tren del Sur en la isla Infierno (modernamente apodada Tenerife).

Tal recurso ha sido presentado, como es procesalmente necesario, ante el Tribunal de Justicia de Canarias... "cuya sede está en Las Palmas" (de Gran Canaria), (esto dicho y escrito con "remoquete")...

El editorialista reprobado, enfurecido hasta límites insospechados, ha saltado al cuello de los "benmagecos" machacándoles con sus habituales insultos y tergiversaciones de la realidad. Asegura que es el todopoderoso, sibilino y super-secreto Sanedrín de Vegueta el que está manejando los hilos para "torpedear" las grandes obras de desarrollo y creación de empleo proyectadas en su isla...

Como hemos dicho, la "pandemia-complejo de inferioridad-odio" es una enfermedad muy contagiosa que se le ha "pegado" al Consejero de Economía y Competitividad del Cabildo de la isla Infierno (modernamente apodada Tenerife), Carlos Alonso, y ha conseguido que "pierda totalmente los papeles" (Francisco Pomares dixit) y que, gravemente aquejado de la misma, se descuelgue manifestando públicamente una patética serie de sandeces.

Nosotros, los componentes del Grupo de Opinión "Tamarán", con la inocencia que nos caracteriza manifestamos lástima porque todo un Consejero de Cabildo se muestre abducido por una dolencia que creíamos limitada a los que han sido infectados por las paranoicas ideas del editorialista reprobado y sus conmilitones ático-subvencionados pero, no, se trata de una mísera realidad que tenemos que asumir...

Quede tranquilo el Consejero Alonso y también los empresarios de la isla Infierno (modernamente apodada Tenerife) que, por lo visto, igualmente se han contagiado de la "pandemia"...

Los "benmagecos" han roto su "silencio sospechoso" y también han presentado recurso contra el tren de Gran Canaria, ese "trencito" que según el editorialista reprobado... "no cabe en la tercera isla (en extensión pero primera y principal en todo lo demás), que está "empeñado" en construir el ínclito Román Rodríguez -gran enemigo político de Tenerife- y otros correligionarios suyos (y) supone un despilfarro; una malversación de fondos públicos, cuyos autores deberían ser denunciados por prevaricación"... Porque todos ellos saben perfectamente que la única isla del Archipiélago que tiene derecho, por la gracia de Dios, a contar con tren, es la isla Infierno (modernamente apodada Tenerife).

Nosotros, los "Tamaranes", creemos que quien debe ser denunciado es quien se atreve a acusar de malversar fondos públicos y prevaricar, a unos políticos a los que odia porque luchan por el engrandecimiento y progreso de su isla, que es Gran Canaria, sin para nada intervenir en cuestiones relacionadas con las otras islas...

El editorialista reprobado mezcla en su "coctelera" política lo que él llama "lacras que padecemos" (aunque solo las padece él en su esquizoide mente) que son, su más que repetido invento de la "situación colonial" de este Archipiélago y su pesadilla sobre el... "afán hegemónico de la tercera isla, "GRAN" Canaria, que quiere imponerse sobre las demás"...

¡No es que quiera imponerse, es que desde siempre ha sido primera y principal y dejando a un lado a "las demás", ha estado y está muy por encima de su isla Infierno (modernamente apodada Tenerife)!...

En otro de sus "Criterios", sermonea ampliamente sobre las fútiles ideas de Juan Betancor, concejal del PIL en el Ayuntamiento de Haría, que se muestra inquieto por "quien o quienes se preocupan de la descolonización de Canarias", a lo que el editorialista reprobado le da la siguiente respuesta... "España desde luego, no"...

Y nosotros, los "Tamaranes" añadimos por nuestra cuenta... ¡pues mira que si la respuesta queda en manos del editorialista reprobado y sus conmilitones atico-subvencionados,... Canarias pone proa al marisco!... porque entre el "saqueo" a que, según fantasea, nos tiene sometidos la Hacienda Pública y que él no quiere revelar al común de los mortales canarios dónde están escondidas esas "inmensas riquezas" que, también fantaseando sin tino, asegura que poseen las islas, más nunca vamos a "levantar cabeza" ni a dejar de ser una comunidad autónoma española, ni una región ultraperiférica como con indudable acierto nos califica Bruselas...

Una vez más azuza a los parlamentarios representantes de su isla en Madrid a... "ponerse de pie sobre "sus asientos" (escaños), el uno (Mardones) en el Congreso y el otro (Perestelo) en el Senado y proclamar abiertamente que los canarios no queremos seguir siendo españoles de segunda o tercera, porque no queremos ni siquiera ser españoles. Es que en realidad no somos españoles. ¿Cuántas veces hemos de repetir que no somos españoles, aunque española sea nuestra lengua y nuestra cultura por la fuerza de una colonización que se prolonga ya seis siglos?"...

Y... nosotros los "Tamaranes", después de carcajearnos, nos preguntamos más que ahítos,... ¿cuántas veces hemos de repetirle que... quien le ha dado facultades para hacer tales preguntas y afirmaciones en nombre de todos los canarios?... Si el editorialista reprobado no quiere ser español allá él... que se presente a las próximas elecciones, aunque para su desgracia tendría que incorporarse previamente a un Partido Político español y si gana un escaño (cosa que dudamos seriamente porque a pesar de que... "la conciencia isleña está despertando"... ¡los canarios somos españoles y... no bobos!..., se atreva a subirse al escaño para proclamar a los cuatro vientos su irrevocable y firme decisión de no ser español pero... le recomendamos que seguidamente eche a correr porque los loqueros pueden estar al acecho...

En su pseudo-encíclica, aparecida en su "El Dia(blo)" de su Santa Cruz el pasado Domingo 30 de Agosto, el editorialista reprobado delira sobre la sandez de la falta de conocimiento en la Península (él dice España) de... "las inquietudes independentistas cada vez más patentes del pueblo canario"... No se puede emplear otra palabra que "delirar" porque, los del Grupo "Tamarán" nos preguntamos, ¿salvando al editorialista reprobado y a su grupúsculo de conmilitones ático-subvencionados, hay alguien más en el Archipiélago canario que se preocupe de los temas de soberanía e independencia de Canarias?...

Repite que... "en España no se sabe y no interesa que se sepa que Canarias es una colonia oculta bajo el disfraz de Comunidad autónoma"... ¿Cómo se va a saber lo que no es otra cosa que una deformación de la realidad histórica del editorialista reprobado?...

Tanto en la Península como en Canarias todos sabemos que los españoles, libre y voluntariamente, hemos organizado nuestra Nación en diecisiete comunidades autónomas y que a las voces disonantes de las que es tornavoz su "El Dia(blo)", que con toda desfachatez se autoproclama "el periódico de más prestigio del Archipiélago" (¡y encima se lo cree!)... son una minoría de "iluminados" caraduras, a los que bien pocos toman en consideración que, abusando notoriamente de las libertades que garantiza la democracia española, se dedica a socavar los cimientos y trata de subvertir el ordenamiento legal por el que se rige la Nación...

Para terminar, resaltaremos que una vez más el editorialista reprobado vuelve sobre otra de sus sandeces habituales: la "machangada" de proclamar que debe ser amputado el GRAN de Gran Canaria... "la isla más inhóspita y fea, que tiene lo que tiene por el falso "gran" que le antepone.

¿Qué han logrado?: Disminuir a Tenerife (y) engrandecer a la isla más desangelada y que sea ésta la que mande políticamente sobre las restantes"... Eso de que manda políticamente en el Archipiélago es la pura realidad "manque le pese" y así continuará por los siglos de los siglos... ¡Amén!..

Grupo de Opinión Tamarán

No hay comentarios: