miércoles, 10 de junio de 2009

DESBARRANDO




El editorialista -"injustamente" reprobado, según machaconamente escribe él, sin que ninguna Institución a las que intenta degradar calumniosamente le persiga con arreglo a Ley, aunque ya no hay quien le quite el alias-- desbarra sin tino, o sea que se desliza, se escurre (cuesta abajo) o dice y/o hace cosas disparatadas...

En su "mini-sermón" o Criterios del pasado martes, 7 de Abril, entre otros "desbarres" grita que... "Con la voz alzada para que todo el mundo nos oiga, ¡Tenerife, los partidos estatales nos están engañando! (...) a "nuestras" islas solo le son útiles los partidos independentistas o soberanistas.

Los que sean capaces de conseguir la condición de (...) Estado soberano, con bandera y asiento (y banda de música) en las instituciones internacionales"... ¡Pues si que van aviados esos partidos que tanto entusiasman al editorialista reprobado y que en "importantísimas" concentraciones ante la Subdelegación del Gobierno en la isla Infierno (modernamente apodada Tenerife) solo han logrado reunir a cuatro gatos y seis ratones!...

Una vez más vuelve a la carga para, inútilmente, intentar meter el susto en el cuerpo de sus inocentes lectores y desbarra asegurando que Marruecos, o más bien... "el Monarca alauita tiene sus ojos puestos en nuestras islas, al igual que los tenía su padre (...) y ocupará Canarias de oficio. Plantará su bandera en los edificios e instituciones del Archipiélago sin que nadie se lo pueda impedir, etc."... (y descubre que)... "afortunadamente, tenemos en nuestras manos la solución, una solución que es la soberanía"...

Nosotros, los componentes del Grupo de Opinión "Tamarán", con la inocencia que nos caracteriza, nos atrevemos a opinar que si, como asegura el editorialista reprobado, a Marruecos le resultase tan fácil "hacerse" con Canarias, Provincias españolas y por tanto parte inseparable de España, consecuentemente defendida por las Fuerzas Armadas Españolas y por las de la OTAN y, además por las de la Comunidad Europea, Organismos de los que España forma parte, nosotros barruntamos que al Monarca alauita le sería más fácil que chuparse un pirulí el "tragarse" a una supuesta pequeña república bastante más que menos bananera, soberana e independiente, con capital en la gran Ciudad super contaminada de Santa Cruz de La Laguna, Tegueste y el Rosario...

Continúa desbarrando y escribe que... "Los cínicos partidos estatales (siguen) empeñados en que Canarias continúe siempre como la ignominiosa colonia que es en la actualidad. Esos políticos (que obedecen las consignas de Madrid y de Las Palmas) nos han engañado. Quizá nuestros descendientes les pidan cuentas por lo que han hecho.

Quizá les exijan responsabilidades por la dejación que han hecho de Canarias y sobre todo, por la deserción mucho mayor que cometerán cuando Marruecos manifieste que estas islas son suyas"... Nosotros, los componentes del Grupo "Tamarán" mantenemos, sin dudar, que a quien hay que pedir, desde hace ya tiempo, responsabilidades penales es al editorialista reprobado, mentiroso tergiversador de la realidad histórica, incitador a la subversión y sembrador de unos miedos fabricados por su esquizofrénica mente, para tratar de conseguir los siniestros e imposibles objetivos que se han marcado él y sus conmilitones.

Sigue con su desbarre y, no contento con tanta barbaridad, luego de exclamar... "¡Despierta Canarias, o un día te despertarás como provincia de Marruecos!"..., equipara a las Canarias (desde siempre provincias españolas) con las Antillas francesas, la Guayana y la Polinesia (desde siempre colonias de países europeos) que, por lo tanto y de convenirles, pueden acogerse a la resolución 1.514 para descolonización de los pueblos y lograr su independencia. En el "mini-sermón" o Criterios del miércoles 8 de Abril se pregunta (mencionando a los parlamentarios canarios)...

"¿Cómo son capaces de perjudicar tanto al propio archipiélago que les vio nacer? ¿Cómo no se han levantado en armas --metafóricamente hablando, pues predicamos el pacifismo- para reivindicar la soberanía, la libertad y el orgullo de ser canarios en lugar de españoles bastardos?"...

Nosotros, aparte de sonreírnos cuando pregona el "levantamiento en armas metafórico", podemos asegurarle que nos sentimos orgullosos de ser canarios españoles y lo de bastardos lo dejamos para él y sus conmilitones, que parece que es como se sienten por ser, muy a su pesar, ciudadanos españoles pero que, insidiosamente, tratan de conseguir esa ilusa e imposible independencia. Insiste el editorialista reprobado en que... "Si antes no nos anexiona Marruecos legalmente o por la fuerza. A ver quien se lo impide"...

Ya se lo instruimos más arriba. Le recomendamos que esté tranquilo, que esa despreciable amenaza no puede materializarse porque, en el peor de los casos, las Fuerzas Armadas españolas, las de la OTAN y las de la Comunidad Europea se encargarían de diluirla. Así es que, señor Paulino, conteste a quien le recomienda la "machangada" de... "Debemos plantarnos cuanto antes en Madrid, Bruselas y Nueva York para pedir la soberanía de un pueblo que no necesita autodeterminación porque fue invadido"... que los canarios nos sentimos españoles, con bien pocas voces discordantes que carecen de peso, si bien cuentan con un altavoz que es el periódico "El Dia(blo)" del que es propietario, director, editor y editorialista, el editorialista reprobado, especialista en atemorizar y confundir a sus inocentes lectores, que en vez de llorar lágrimas de sangre tienen que llorarlas de risa.

En su pseudo-encíclica, aparecida en su "El Dia(blo)" de su Santa Cruz, el pasado domingo 12 de Abril, persiste en sus desbarres sobre las imposibles soberanía e independencia del Archipiélago canario y llega al surrealista extremo de proponer un supuesto "gobierno de transición", más surrealista si cabe. Aunque no "cubre" todos los "ministerios" resulta significativo que los cargos que "designa" son reconocidos "patriotas", que si bien no son oriundos de la isla Infierno (modernamente apodada Tenerife), si se han ensolerado allí.

De todas maneras, resulta significativo que no haya "designado" ni uno de las restantes islas Canarias que, por lo que se lee, para él cuentan bien poco, en particular Gran Canaria a la que profesa un feroz y negro odio. Concluye su pseudo-encíclica publicando lo que él llama "diálogo humorístico" de una "coñona" colaboradora de su "El Dia(blo)" que llama Fátima Hernández, que se "parte el pecho" y deja ver el complejo de inferioridad que casi todos los chicharrones y, desde luego ella incluida, sufren en todo lo relacionado con Gran Canaria, la isla primera y principal del Archipiélago, cuya Capital Las Palmas de Gran Canaria, además de ser la más poblada, la más culta, la más industrial, la más comercial, en resumen, la más cosmopolita, disfruta del mejor clima del Mundo y es la preferida por todos aquellos que han visitado Canarias.